Los usuarios no podrán pagar con código QR en las estaciones de servicio

Gialluca señaló que, hemos notificado de esta decisión a la Asociación de Estaciones de Servicio de Formosa, “pero Institucionalmente entendemos que, en Formosa, lo más peligroso que sucede diariamente es el no respeto a las normas de seguridad, cargando combustibles en cualquier tipo de bidones o reservorios construidos caseramente para concretar el delito de contrabando que no cesa y termina perjudicando a los usuarios específicamente de la Ciudad de Clorinda-

 

El Defensor del Pueblo de la Provincia de Formosa, Dr. José Leonardo Gialluca, informó que la Secretaría de Energía de la Nación así lo dispuso ante la contradicción que generaba el pago a través del celular con el uso de QR y la prohibición de usar los dispositivos móviles en las playas de estaciones de servicio. A partir del lunes 7 de noviembre las estaciones de servicio no podrán disponer de los carteles de pago electrónico en las columnas, tótems, poste o surtidores de carga de combustibles, en espacios denominados áreas clasificadas dentro de las estaciones de servicio. Este sistema de pago crece cada vez más y los datos oficiales del Banco Central muestran que en septiembre pasado hubo un récord, con más de 4,9 millones de transacciones y siguen en aumento. De ahora en adelante, los espacios para pago electrónico tendrán que ser reubicados dentro del espacio físico, fuera del área de carga de combustibles. Al mismo tiempo, exigen que se exhiba otro tipo de cartelería con recomendaciones de seguridad sobre las aplicaciones y uso del pago QR, para evitar accidentes. Cartelería que aun convive con los códigos QR. Asimismo, se hace hincapié en la prohibición del uso de teléfonos celulares durante la carga de combustible, siendo la acción de pago efectuada antes o después de la acción de carga de los carburantes.

¿Por qué está prohibido usar el celular en las estaciones de servicio?

En las estaciones de servicio no se puede utilizar el teléfono celular porque, según las petroleras, la radiación electromagnética que emiten podría causar una explosión. Está prohibido realizar o recibir llamadas, enviar mensajes ni navegar en Internet. Por otro lado, todos los fabricantes de celulares recomiendan en los manuales del usuario que sus productos no sean utilizados en «atmósferas potencialmente explosivas». Algunos mencionan específicamente a las estaciones de servicio, consideradas como un entorno propenso a incendios. En el caso del iPhone, de Samsung y de Motorola, se menciona específicamente a las estaciones de servicio como entornos peligrosos, en los que el celular no debe ser cargado, ni deben ser atendidas llamadas entrantes y se deben interrumpir las llamadas en curso antes de llegar a los surtidores. Más allá de esta prohibición, la energía que emiten los dispositivos es mínima (menos de 1 w/cm2). Por eso, los especialistas sostienen que la única manera de que se produzca un incendio por culpa de un celular es a través de una falla en la batería. Los estudios generalmente concluyen que, aunque sea teóricamente posible que una chispa de una batería de teléfono pueda encender el vapor de gas bajo condiciones no muy precisas, no se ha registrado y documentado un incendio donde el móvil haya causado en realidad la explosión.