Se comercializaron en Clorinda más de 1200 garrafas a un precio regulado

La Subsecretaría de Defensa al Consumidor y Usuario de la provincia y REFSA Gas, en forma conjunta con la Municipalidad de Clorinda, coordinaron este martes 12 la venta de garrafas a un valor de 620 pesos, en el Playón deportivo Jin González en el barrio 742 viviendas.

Fueron más de 1200 tubos de gas de 10 kilos los que se comercializaron en la segunda ciudad, en un operativo que inició a las 7 de la mañana y que mediante un mecanismo transparente de venta, registraron a cada una de las personas a los fines de corroborar que efectivamente viven en la segunda ciudad.

Respecto a esta acción en declaraciones a AGENFOR, el diputado provincial del Partido Justicialista, Alejandro Navas, destacó que “todos estamos comprometidos sumando a un solo equipo”, bajo un modelo de provincia que tiene como visión política “defender al pueblo”.

En ese caso, planteó que “cuando hay especulaciones en el mercado que sobre todo golpean a los trabajadores, es importante un Estado presente”.

Por otro lado, comentó que también en la segunda ciudad se viene trabajando con los pequeños productores paipperos, junto a la Municipalidad de Laguna Naineck.

En ese mismo playón todos los viernes, informó, se hacen ferias de producción y consumo, “donde en promedio se venden entre once y trece toneladas de alimentos”.

Y puso de resalto que todo ello “a precios que impactan favorablemente en el bolsillo de los clorindenses”.

Producto esencial

También acerca del operativo de venta directa de garrafas de REFSA Gas, el responsable de la Subsecretaría de Defensa al Consumidor y Usuario, el arquitecto Edgar Pérez, expresó que esto es muy importante teniendo en cuenta que “es un producto esencial”.

En especial, advirtió, “cuando existen maniobras por parte de quienes piensan que pueden hacer una gran diferencia especulando con el precio del gas envasado, y también la otra situación es que indudablemente cuando se sabe a qué precio se lo vende del otro lado del río para algunos resulta un buen negocio pasarla para el país vecino”.

Por ello, ponderó “la decisión política del gobernador Gildo Insfrán de poner en funcionamiento una planta fraccionadora de gas para afrontar este tipo de situaciones”.

Luego, describió que el operativo “es una primera experiencia”, garantizando con ello “el abastecimiento a quien lo necesita y el precio justo”, ratificando que la garrafa cuesta 620 pesos, “un valor que está regulado por el Gobierno Nacional, es decir, no es un valor antojadizo”.

Fiscalización

También, hizo saber Pérez que “en paralelo se está haciendo la fiscalización de los lugares que habitualmente comercializan gas en Clorinda, para ver si efectivamente cuentan con los tubos y que sean comercializados al precio que corresponde”.

“Entonces la intervención del Estado es precisamente esto: garantizar que el producto esté y al valor fijado”, reiteró. Y precisó, a su vez, que REFSA Gas habitualmente abastece a la ciudad con 2.400 garrafas por semana.

Añadió por último que “también hay que controlar los volúmenes que ingresan y el destino final que tienen los envases” por parte de las distribuidoras.