Viviendas: El IPV realizó la quinta licitación pública del Programa “Casa Propia-Construir Futuro”

En la sede del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), durante la mañana de este miércoles 1° de junio, se desarrolló en el Salón Vip del organismo una nueva licitación pública en la que se abrieron los sobres de oferentes para la construcción de 338 nuevas viviendas del Programa “Casa Propia-Construir Futuro”, que están incluidas en el Plan “Cien Obras para Formosa”

En esta oportunidad, las unidades habitacionales son para las localidades de Gran Guardia, Misión Laishí, Los Chiriguanos, Laguna Yema, Pozo de Tigre y Subteniente Perín.

Estuvieron presentes el administrador general del organismo, el ingeniero Marcelo Ugelli; el escribano mayor de Gobierno, Héctor Gallardo, y demás autoridades del Instituto.

Una vez finalizado el acto, Ugelli dialogó con AGENFOR y dijo que se trató de la quinta apertura de sobres, avanzando en otra etapa de licitaciones del Programa Casa Propia-Construir Futuro.

“Este es un programa que el gobernador Gildo Insfrán nos ha pedido que gestionemos proyectos de vivienda para cada localidad del interior de la provincia de Formosa”, explicó.

En ese contexto, según indicó, con esta nueva apertura de sobres, se llegó “a la vivienda 2.042”, alcanzándose a “20 localidades” en este objetivo.

A continuación, detalló cómo fue el reparto de las 338 unidades habitacionales, por un monto de inversión superior a los 1.880 millones de pesos.

De ese total, le corresponden a Gran Guardia, 40; Misión Laishí, 60; Chiriguanos, 40; Laguna Yema, 80; Pozo del Tigre, 78 y Subteniente Perín, 40, puntualizó el funcionario provincial.

Luego, apuntó que esto para las localidades significa “la posibilidad del acceso al techo para cada una de las familias formoseñas, viva donde viva en la geografía provincial”.

Sin pasar por alto, al mismo tiempo, lo que tiene que ver con la reactivación económica que se genera en cada una de las comunidades. “En cuanto al desarrollo local, que va a implicar desde la mano de obra, la contratación de las industrias locales, como las ladrilleras, proveedoras de premoldeado, madereras y otros rubros”, profundizó.

En torno a esto, se explayó acerca de la ocupación de trabajadores y dijo que, “en promedio por cada vivienda que se construye, se necesitan cuatro obreros”, para “un  plazo de obra que tiene entre 10 y 12 meses” de ejecución.