El vicegobernador de la provincia de Formosa, el doctor Eber Solís, junto al ingeniero Fernando De Vido, administrador de la Dirección Provincial de Vialidad (DPV), navegaron 15 kilómetros de las obras de correderas fluviales que se están ejecutando en el Departamento Bermejo.

En ese recorrido, se pudo apreciar un escurrimiento del agua gracias a estos trabajos.

Se trata de líneas de escurrimientos materializadas mediante limpieza y excavación que se realizan con maquinaria especial, que se extienden 30 kilómetros, comprendiendo desde la localidad de La Esperanza, pasando por Río Muerto hasta Guadalcazar.

Por ello, la ejecución de esta obra hídrica permitirá consolidar el nuevo tramo que conduce las aguas que ingresan por el Proyecto Pantalón y así mitigar los efectos de desborde del río Pilcomayo, en tiempo de crecida.

“Desarrollada con la visión estratégica del gobernador Gildo Insfrán, está destinada a mejorar la calidad de vida de muchos formoseños y formoseñas”, subrayó el vicegobernador Solís, en declaraciones que recogió AGENFOR.

Además, enfatizó que, como lo afirmara el propio primer mandatario, “hoy estamos recuperando las obras que nos negaron en el Gobierno anterior del expresidente Mauricio Macri”.

En ese sentido, advirtió que desde la gestión de Cambiemos, “aún con las campañas de mentiras y de desprestigio no pudieron con nosotros, y no van a poder. Porque el odio nunca vence al amor, y nuestro accionar siempre está guiado por el amor”.

Resumió diciendo que estas obras estratégicas cambian el rumbo del desarrollo de los pueblos. “Es el tipo de desafíos que asume nuestro gobernador Insfrán y lo hace con la plena convicción de que tiene un pueblo que lo acompaña, porque entiende que unidos no hay sueño que no podamos cumplir”, cerró.