En la pandemia se evidenció la fortaleza de la red sanitaria provincial, destacan

El doctor Cristian Antúnez, responsable del Servicio de la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del Hospital Interdistrital Evita, valoró el trabajo realizado en Formosa desde el inicio de la pandemia del COVID-19.

En diálogo con AGENFOR, remarcó que durante el 2020 se trabajó arduamente en adquirir conocimiento sobre como influía la enfermedad en las personas con factores de riesgos.

“Desde un principio tratamos a los pacientes. Luego, fueron apareciendo nuevos tratamientos que permitieron darle mayor oportunidad de sobrevida”, celebró.

En este marco, nombró a la donación de plasma de pacientes recuperados de la enfermedad, destacando el descubrimiento del suero equino híperinmune.

“Demostró tener mejor efectividad”, apuntó y resaltó: “Nuestra provincia rápidamente adquirió y la hizo masiva, lo que permitió que todos los pacientes ingresados a una unidad de salud pudieran tener la posibilidad de recibir el tratamiento a pesar de que es sumamente costoso”, aseveró.

Desde la aplicación del suero a los pacientes en estado crítico, se vio “un cambio en la evolución”, realzó, agregando que incluso muchos “evitaron llegar al uso del respirador”.

Por otra parte, se refirió a las vacunas y aclaró: “Cuando hablamos de ellas tenemos que saber no son en un 100% efectivas, pero sí evitan que el paciente evolucione gravemente”, aseguró.

Y aclaró: “Aquellas personas con coronavirus que cuentan con las dos dosis y que de igual manera evolucionan de forma grave, corresponden al 2 o 3% que no llegó a cubrir la efectividad”, por lo cual “nunca hay que dejar de cuidarse y seguir manteniendo todas las medidas sanitarias”.

Hospital

Sobre el Hospital Interdistrital Evita, el doctor Antúnez declaró a esta Agencia que cuando el nosocomio fue inaugurado contaba con 43 camas.

“Fuimos agregando camas por el aumento de casos y hemos llegado a tener 103 pacientes internados”, sostuvo, acentuando que “actualmente ha disminuido al 50% y sólo la mitad se encuentra cursando la infección, los restantes ya han superado la enfermedad, pero están en recuperación”.

Categórico, puso de resalto que “se pudo responder a la demanda en ese momento”, ya que “siempre contamos con el apoyo necesario para poder trabajar. Como siempre digo, ningún formoseño se quedó sin cama”.

Recurso humano

Puso énfasis en desatacar el trabajo de todos los integrantes del hospital, resaltando que los buenos resultados son gracias al personal de salud y a los del área de soporte.

Además valoró el trabajo del kinesiólogo, al marcar que juega un rol importante porque es el que se encarga de la rehabilitación del paciente. “Comienza a trabajar con él desde que empieza a recuperarse y depende de trabajo de este profesional la parte respiratoria, el monitoreo del respirador, los tratamientos que hacen sobre esta función”, detalló.

“Realmente son profesionales esenciales en el cuidado de un paciente crítico”, ponderó.

Ventajas

Por otra parte, recordó a esta Agencia que cuando inició la pandemia se tomaron medidas que bloquearon el ingreso del coronavirus al territorio formoseño durante mucho tiempo.

“Ese lapso nos sirvió de preparación, donde estuvimos aprendiendo de los que ya tenían la enfermedad y de las experiencias de otros lugares del mundo que ya había vivido picos importantes”, aseveró.

Ello permitió que “nos preparemos en todas las áreas y en la medida que iban avanzando los números de casos y aparecía algo nuevo, estábamos actualizados”, apuntó.

Trabajo en conjunto

“Nuestra provincia trabaja en red sanitaria, esto es una fortaleza que tenemos desde hace años, pero que se puso en evidencia en este momento de pandemia”, subrayó.

Explicó que no importa en qué punto de la provincia esté el paciente, siempre puede recibir el tratamiento adecuado a su situación o ser evacuado a una terapia intensiva de mayor complejidad”, significó y aclaró: “En el caso de tener COVID-19 puede ser derivado al Hospital Interdistrital Evita, al Central, al de Alta Complejidad”.

En este orden, resaltó la incorporación de ambulancias con equipamientos necesarios de alta complejidad. “Tienen capacidad de transportar un paciente ventilado con monitoreo y el personal adecuado para que se haga de manera segura”, destacó el doctor Antúnez.

“Seguimos trabajando en red con el tema de la capacitación, en donde una vez a la semana nos congregamos de manera virtual con el personal de los hospitales del interior”, concluyó.