HAC: El doctor Prochasko brindó información sobre los tratamientos de rehabilitación post COVID

El administrador general del Hospital de Alta Complejidad “Pte. Juan Domingo Perón” (HAC), el doctor Marcelo Prochasko, brindó detalles sobre el trabajo y los tratamientos que se llevan a cabo en el nosocomio a los pacientes que ya han transitado la enfermedad del coronavirus.

En referencia, comentó que al principio de la pandemia tuvieron que “acomodarse” al tratamiento de los pacientes positivos a COVID-19 y que ahora se encuentran en un escalón siguiente de esta enfermedad, que es “tratar las secuelas que deja la enfermedad”.

En este sentido, informó a AGENFOR que hay una “variación muy amplia entre pacientes con secuelas leves u otras más importantes”.

“Los que transitaron la enfermedad con síntomas de moderados a severos, generalmente quedan con secuelas que son muy variadas, que pueden ir desde la falta de olfato y gusto hasta imposibilidad de la realización de tareas normales y habituales”, indicó.

Explicó que la pérdida de estos dos sentidos puede tardar hasta “tres meses en recuperarse” y subrayó que actualmente se está trabajando en su “rehabilitación” porque son muy importantes para la vida cotidiana.

También, resaltó que han observado muchas “secuelas psicológicas” y describió: “Hay pacientes que tienen alteraciones cardiovasculares, renales y pulmonares y otros que necesitan rehabilitación motora para poder reinsertarse en la vida social y laboral”.

Además, aclaró que las secuelas también varían de acuerdo al historial médico de cada paciente.

“Aquellos con algún tipo de alteración de órganos vitales, como las enfermedades pulmonares o cardiológicas preexistentes, tienen mayor posibilidad de desarrollar algún tipo de lesión post COVID.

Planes de rehabilitación

“A raíz de esto, todos los organismos de tercer nivel y de cuarto nivel de lo que es la red de salud de la provincia, fuimos elaborando diversos planes con el fin de tratar y dar algún tipo de solución a estos pacientes”, aseguró Prochasko, marcando que en el HAC se conformó un “equipo compuesto por varias especialidades”.

“Es un grupo multidisciplinario que abarca desde médicos especialistas en otorrinolaringología, neumonología, cabeza y cuello, kinesiología, fisioterapeutas, profesores de educación física, enfermeros, psicólogos, psiquiatras, entre otros –detalló-. Es una amplia gama de profesionales que de manera transversal va evaluando al paciente y de acuerdo a sus resultados se va diseñando un plan terapéutico adaptado”.

En estos últimos dos meses, consignó, “ya han pasado por los diferentes consultorios 110 personas”.

Atención en el HAC

“Los pacientes que han sido tratados por COVID y dados de alta a través del sistema de salud provincial, deben dirigirse, con el certificado del alta, al área de admisión del HAC y solicitar el turno”, precisó.

Allí primeramente será evaluado por un médico clínico y el primer estudio que se le realizará será una radiografía de tórax. “A partir de ahí vamos viendo que afectación tiene y que especialista necesita. Se generarán luego las interconsultas y los turnos para cada una”, reseñó.

Pacientes con COVID

“Es de puro conocimiento que en este último tiempo la situación epidemiológica de la provincia ha hecho que muchas de las instituciones del sistema de salud se tengan que adecuar para el tratamiento de estos pacientes”, apuntó.

En este orden, indicó: “Nosotros hemos duplicado el número de camas con soporte ventilatorio y actualmente tenemos una tasa de ocupación bastante alta que ronda entre el 60 y 70%”, remarcando que los pacientes son derivados del interior provincial, específicamente de la zona en donde se está registrando el pico de contagio, y que muchos de ellos necesitan de asistencia respiratoria mecánica.

Atención de otras patologías

El sistema de salud de la provincia fue pasando por distintos momentos epidemiológicos y adecuando a cada uno de ellos, destacó el doctor.

“Hasta el momento está enfrentando a la pandemia de manera exitosa, aunque hubo un contexto de altos contagios y tuvimos que reducir la atención de otras patologías no graves, dando prioridad a las graves como oncológicas o cardiovasculares”, acentuó.

Finalmente, marcó que “debido al brote que actualmente hay en el interior provincial, lentamente estamos volviendo a reactivar los consultorios de las distintas especialidades y a recategorizar a los pacientes, con la idea de poder dar una respuesta eficiente”, cerró.