Romero Bruno destacó disminución de casos positivos diarios de COVID-19

El doctor Mario Romero Bruno, médico epidemiólogo del Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19 “Dr. Enrique Servián”, detalló cómo se realiza la exhaustiva tarea de los testeos contra el coronavirus en la provincia, a la vez que instó a mantener los cuidados porque “el contagio todavía sigue siendo elevado”.

“Venimos haciendo entre 5 mil y 6 mil testeos promedio, cantidad que si la comparamos con cualquier otra provincia estamos por encima”, manifestó en declaraciones a AGENFOR.

Refirió que “en un principio se hicieron muchas búsquedas activas de casos, donde salíamos con las brigadas a trabajar casa por casa, buscando las situaciones”, en cambio en los meses de mayo y junio, que fueron “los más duros por la mayor cantidad de contagios”, los hisopados “se limitaron a las personas con alguno de los síntomas del COVID-19”.

De esta manera, “en todos los centros de salud de cualquier lugar de la provincia está la accesibilidad para poder realizarse el estudio gratuito”.

Ahondó diciendo que “en primer lugar es el acercamiento de la persona que tiene síntomas” a efectuarse la PCR y luego, a partir del caso positivo, “se testea a los que son contactos estrechos”, sumando también a quienes deban movilizarse entre distintas ciudades y a los que ingresan al territorio.

“La mayor parte de los testeos que se ha realizado en mayo y junio debido a la gran cantidad de casos que hubo fue por el acercamiento de las personas a los centros sanitarios”, evidenció.

Agregó que además “se realizan hisopados en forma semanal y periódica en distintos organismos”, lo cual “nos sirve como vigilancia”.

A su vez, significó que “al disminuir la cantidad diaria de casos de positivos, baja la cifra de personas con síntomas y de contactos estrechos, con lo cual también decrece el número de hisopados”, marcando que “esto es un reflejo de lo que viene ocurriendo con la situación epidemiológica”.

“Siempre es aconsejable estar por debajo del índice de positividad del 10%”, acentuó el especialista, apuntando que “lo ideal es menos del 5%”.

“Estamos llegando a ese valor progresivamente”, puso de relieve.

Cuidados

Asimismo, el doctor Romero Bruno señaló a esta Agencia que “esperamos y deseamos con mucha esperanza que el cuidado, la responsabilidad, el aprendizaje que realizamos y el dolor que sentimos ante la cantidad de personas fallecidas nos haga reflexionar”, instando a “seguir cuidándonos y manteniendo los protocolos”, ya que “la principal vacuna continúa siendo evitar las reuniones, los lugares cerrados y los contactos cercanos”.

En ese sentido, hizo hincapié en la importancia de continuar respetando el distanciamiento social y usar correctamente el barbijo.

Advirtió que “las personas vacunadas igual pueden enfermarse porque la vacuna no previene el contagio, sí disminuye el riesgo de complicarse el cuadro o fallecer por esa causa”.

“Tenemos que seguir cuidándonos porque el contagio todavía sigue siendo elevado, hay mucha transmisión comunitaria en varias localidades de la provincia”, finalizó.