La Policía secuestró motos y un automóvil adulterados en la ciudad de Formosa y Clorinda.

En distintas intervenciones, la Policía provincial secuestró dos motocicletas con adulteraciones de guarismos de motor y chasis. Además se detectó un automóvil con ambos dominios de plástico apócrifo y el grabado de cristales con dígitos pertenecientes a otro vehículo radicado en la Provincia de Rio Negro. 

La primera intervención se registró a las 11:30 horas del martes último, cuando efectivos de la Subcomisaría República Argentina fueron hasta la Manzana 131 de ese barrio ante una situación sospechosa.

Allí, personal de la Brigada de Investigaciones de la Delegación Unidad Regional 1, constató la circulación de dos sujetos al mando de una motocicleta, quienes al darse cuenta de la presencia policial se dieron a la fuga por calles internas y detuvieron la marcha del rodado en ese domicilio, donde descendieron e ingresaron rápidamente.

Después salió una mujer, se le explicó el motivo de la presencia policial y se le pidió que salgan las dos personas para identificarlos.

Durante la identificación del rodado, los policías constataron que poseía la tapa del motor y el chasis adulterado, por lo que en presencia de testigos procedieron al secuestro de la motocicleta.

Al momento de subirlo al móvil policial, salió el conductor, menor de edad, y fue retenido.  Allí llegó a bordo de otro rodado un hombre mayor de edad, que se presentó como el padre del menor retenido, que profirió todo tipo de insultos a los efectivos policiales y cuestionó el procedimiento.

Como estaba descontrolado, también terminó demorado junto a su hijo y trasladados hasta la sede policial, a fin de proseguir con las actuaciones procesales.

La otra intervención se registró minutos antes de las 12 horas del martes último, cuando efectivos de la motorizada del Comando Radioeléctrico Policial Clorinda realizaban verificación de talleres.

Al llegar a un taller ubicado en calle 12 de Octubre y San Luis del barrio Alto,  detectaron varios rodados y una que estaba desarmada presentaba una irregularidad en la impresión de los dígitos alfanuméricos de la chapa patente; por lo que se solicitó la presencia del personal de Policía Científica, quien tras examinar el rodado informó que se evidencian signos de adulteración.

Ante esa situación, se consultó al dueño del taller por el propietario del rodado y comentó que lo compró de buena fe hace un año pero en su momento no había controlado el motor, haciendo entrega de un título de propiedad en el que consta que es una motocicleta Honda CBR; lo que llevó a corroborar dicho documento con el rodado, siendo coincidente con el cuadro y patente, no así el motor, porque es irregular. 

Luego procedieron al secuestro de un cuadro de motocicleta, con ambas ruedas pintadas, plásticos, un tanque de combustible, un asiento, una tapa de motor, un cilindro, balancines, entre otras motopartes, las cuales fueron trasladadas junto al propietario del taller hasta sede policial, donde se llevaron a cabo las actuaciones procesales, con intervención de la justicia en turno.

Por ultimo en otro control sobre la calles Hipólito y San Martín se verificó las documentaciones de un automóvil marca Renault modelo Twingo con el dominio colocado fabricado de plástico, corroborado el mismo pertenece a un vehículo de la misma marca pero modelo Megane, al igual que los número grados en el cristal, registrado en la Provincia de Rio Negro por lo se solicitó la colaboración de personal de la Policía Científica y de la Comisaria Seccional Primera labrándose las actuaciones procesales pertinentes.