Prorrogan ASPO en Formosa Capital y Clorinda hasta el 21 de mayo

El Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19 “Dr. Enrique Servián” dispuso la prórroga del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) hasta el día 21 de mayo inclusive en las ciudades de Formosa Capital y Clorinda.

Ello se debe a la grave situación epidemiológica que se verifica en las ciudades de Formosa Capital y de Clorinda, que sextuplican y duplican respectivamente las tasas de incidencia de casos confirmados por 100 mil habitantes establecidas por el DNU 287/21 para establecer las zonas de Situación de Alarma Epidemiológica y Sanitaria.

A su vez, se establece la posibilidad de disponer medidas focalizadas, transitorias y de alcance local por parte de las autoridades municipales hasta el 21 de mayo inclusive, ante la dispersión geográfica de la propagación del virus verificada en el territorio provincial.

Es que numerosas localidades que registran una alta incidencia de casos acumulados en los últimos 14 días y con confirmación de presencia de la variante P1 Manaos en varias de ellas.

“El aumento exponencial de los contagios en la provincia se refleja en números cada vez más altos de comprovincianos que pierden la vida por esta enfermedad”, se advirtió desde el Consejo, tras informar los fallecimientos de 21 comprovincianos en las últimas horas.

En ese sentido, se hizo notar que “no podemos naturalizar los fallecimientos ni el alto nivel de contagios que se verifica principalmente en las ciudades de Formosa Capital y Clorinda, que también se ha extendido rápidamente hacia todo el territorio provincial”.

“Implementamos las medidas que son necesarias para reducir el impacto de la pandemia en la salud y la vida de la población, y lo mismo pueden hacer las autoridades municipales de cada localidad en base a criterios epidemiológicos objetivos y a la realidad propia, con medidas focalizadas, transitorias y de alcance local”, se remarcó.

Del mismo modo, para que todas estas medidas sanitarias sean efectivas, “es imprescindible el cumplimiento estricto de las mismas por parte de la población”, se recalcó.

“Hoy más que nunca la salud y la vida propias y la de nuestros seres queridos están en riesgo por un virus que no perdona. Seamos responsables. La vida es lo único que no se puede recuperar”, se enfatizó por último.