El Oficialismo del Senado quiere que recursos provenientes del FMI se destinen a atender problemas ocasionados por el covid-19

Buenos Aires, mayo 6.- El jefe del bloque de senadores y senadoras nacionales del Frente de Todos, José Mayans, se pronunció hoy a favor de que los recursos provenientes del Fondo Monetario Internacional (FMI), que lleguen al país como “derechos especiales de giro”, sean destinados a proyectos vinculados a atender los efectos de la pandemia de Covid.19.

“La preocupación que compartimos con el senador Parrilli (autor de un proyecto de declaración que impulsa la propuesta) es evitar que se dilapiden recursos, que no tenemos, como ya nos pasó en otros momentos del país, como cuando no se pudo explicar cómo se fugaron 46.000 millones de dólares”, afirmó Mayans, al hablar esta tarde en la reunión de la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara Alta, donde hoy se pasó a la firma el referido proyecto.

En ese sentido, indicó que si los recursos que pueda girar el FMI a la  Argentina, que se estiman serán del orden de los cuatro mil millones de dólares,  se destinan “a pagar la usura o los créditos ruinosos para el país, eso no nos va ayudar al desarrollo de nuestra economía”, alertó el senador por Formosa.

Para el jefe de la bancada oficialista del Senado, la Argentina primero tiene que “crecer y mejorar el empleo, y creo que los organismos internacionales, como Fondo Monetario y Banco Mundial, tienen que tener en cuenta todo esto”.

De esa manera, marcó el camino para evitar cualquier posibilidad de que los recursos que puedan llegar al país desde el FMI, por la emisión de los llamados derechos especiales de giro, sean derivados al pago de la deuda.

Esa emisión implica un incremento de los recursos generales del organismo internacional que serían derivados a los países miembros, la Argentina es uno de ellos.

Mayans recordó que ya el Papa Francisco reclamó un sistema financiero internacional más justo. Y parafraseó al General Perón al señalar que se necesita un sistema donde “el capital esté al servicio de la economía, y esta, al servicio del bienestar del hombre”.

El senador peronista sostuvo que, en un contexto como el actual, lo primero que se debe atender es la provisión de vacunas para la población. Y afirmó que en ello se está trabajando.

“Hay un convenio de un laboratorio argentino para poder producir la vacuna rusa, otro con la embajada de China para producir la vacuna china y otro con Israel”, detalló el legislador y añadió: “Obviamente, este tipo de cosas merece el acompañamiento por parte del estado”.

Insistió en la necesidad de “fortalecer, sobre todo, el sistema sanitario y, a partir de ahí, que se comiencen a normalizar las cuestiones económicas en todo el país”, destacó.

Recordó que la Argentina alcanzó récords “de contagios, de muertes y de ocupación de las terapias intensivas”, al remarcar el carácter especial de la crisis económico-social y sanitaria.

Tras destacar la necesidad de mantener las políticas publicas para resolver los problemas derivados de la pandemia internacional, se pronunció por tener establecido con claridad el destino “de los fondos que dispongamos”.

Se trata de tener “la autonomía, la independencia, la soberanía de poder decidir sobre estos temas, sobre cómo hacemos para recuperarnos de esta pandemia que nos causó un daño gravísimo a la economía nacional”, consignó.