Mayans le apuntó a la oposición por las reiteradas operaciones político-mediáticas contra Formosa y por haber motorizado actos que derivaron en el incremento de casos de covid-19 en la Provincia

Buenos Aires, abril 8.- El presidente del bloque de senadores y senadoras nacionales del Frente de Todos, José Mayans, fustigó, hoy, a la oposición política por el ataque sistemático y mediático que vienen haciendo contra el gobierno y la provincia de Formosa, desde hace semanas.

“No se puede creer el grado de irresponsabilidad de esta oposición, que fueron hacer actos políticos en Formosa, en medio de la pandemia”, disparó Mayans, al presentar una cuestión de privilegio en el recinto de la Cámara Alta en la sesión de hoy.

Señaló dos elementos principales para motorizar su planteo de queja. Uno, relacionado a las operaciones político-mediáticas organizadas por referentes de la oposición, que incluyeron hasta concentraciones en la localidad de Clorinda y en Formosa Capital. Un segundo elemento es la falta de garantías que pueden llegar a tener la ciudadanía ante el vínculo personal de algunos jueces de la Casación Penal con el ex presidente Mauricio Macri.  “¿Qué garantías se pueden tener?, con dos jueces de la Casación Penal, el máximo tribunal penal del país, que van a jugar al tenis con Macri”, advirtió el formoseño.

También, acusó a la oposición de motorizar “denuncias demenciales contra la provincia de Formosa”, como intentar vincular al gobierno provincial con el narcotráfico.

Además, los responsabilizó de “haber roto el protocolo sanitario e inundar, con ello, a la provincia de corona-virus”. “Ahora, tenemos la cepa brasileña y la cepa británica. Eso fue producto de la irresponsabilidad que tuvo la oposición con los actos políticos que organizó en la provincia”, bramó el senador.

Antes, había recordado que, en diciembre pasado, Formosa sólo tenía registrado un fallecido y 58 casos activos por el Covid-19. Pero, tras las movilizaciones de Juntos por el Cambio mencionadas y a la fecha, pasó a tener 70 muertos y 1150 casos activos, en lo que va del 2021.

Para Mayans, la pulseada de fondo es entre dos modelos de país:  “Uno de la especulación y  la usura”, que encarnó el macrismo, y “otro de la producción y el trabajo”, que impulsa el gobierno del Frente de Todos.

“Se hicieron dos actos, uno en Clorinda y, otro, en Formosa Capital.

Todos los que estuvieron en el acto de Clorinda están contagiados y muchos de los que estuvieron en el palco, hoy, están en terapia intensiva”, insistió. “Lo mismo pasó con la gente que estuvo en el acto de la ciudad de Formosa”, completó el legislador peronista.

En particular, Mayans le apuntó al diputado macrista Waldo Wolff, por hacer acusaciones sin fundamentos y desconocer el mecanismo de la coparticipación federal. “Como decía Maradona, dicen pelotudeces”, apuró el formoseño, quien recordó el diputado porteño hasta lo acusó de manejarse con custodia y autos blindados. “Fui diez años presidente de la legislatura de Formosa. Nunca tuve custodia, nunca acepté custodia y me muevo solo por la provincia”, aclaró.

La emprendió, también, contra la diputada lilista Mariana Zuvic, quien había deslizado que en la referida provincia habría  una especie de narco-estado. “Esa diputada va, ya sabemos a qué canales, y dice barbaridades”, acotó.

Y tuvo un párrafo para su comprovinciano, el diputado nacional Ricardo Buryaile, quien fue centro de las miradas días atrás por la Cámara Baja, luego de que se descubriera que abordó un avión de línea, con síntomas de Covid-19 y sin tener los resultados del hisopado. “Subir a un avión con síntomas de Covid, donde hay 150 personas. Me parece que se están violando las garantías constitucionales de los ciudadanos que estaban en ese avión”, opinó.

En otro tramo de su intervención, recordó la última operación mediática montada contra el gobierno de Gildo Insfrán. Se trata de la maniobra realizada, con mujeres embarazadas de la etnia Wichi, por parte de un multimedio porteño. Según ese supuesto informe periodístico, un grupo de siete jóvenes se escondía en el monte para evitar que el Estado provincial las obligara a practicarse cesáreas con el fin de quitarles, luego, los bebés.

Mayans comentó que, ante la gravedad del hecho publicitado, el propio gobierno de la provincia se auto-denunció en la justicia. Como resultado de las investigaciones, “el fiscal dijo que es todo falso. Era toda información falsa tirada en los canales”, sentenció. Hasta se descubrió que hubo pago de dinero para conseguir esos testimonios.

Algo similar ocurrió cuando se le adjudicó a Mayans haber dicho que, en pandemia, no existen los derechos. Se armó algún programa en TV para tratar el tema. Pero el senador rechazó de plano haber dicho “tamaña barbaridad”, y, de hecho, nadie salió a refutarlo.

“Al contrario, lo que nosotros defendemos es el derecho supremo que es el derecho a la vida”, replicó, aunque con la certeza de que la verdad en estos tiempos poco importa a algunos dirigentes opositores y ciertos medios de prensa.