Formosa: Habilitaron un sistema exclusivo de atención domiciliaria y traslado para pacientes con COVID y contactos estrechos

Consiste, en una primera etapa, en la incorporación de 12 ambulancias, con su respectivo equipamiento de alta complejidad, destinadas al traslado de personas diagnosticadas con el virus, contactos estrechos y personal médico que deba asistir a los aislados en domicilios.

Este jueves por la tarde, en las inmediaciones del Hospital Interdistrital para la Contingencia Evita, se habilitó un nuevo sistema exclusivo de atención domiciliaria y traslado para pacientes con COVID 19 y sus contactos estrechos, lo que implicó la incorporación de 12 ambulancias con sus respectivos equipamientos de alta complejidad.

El ministro de la Comunidad, a cargo del Ministerio de Desarrollo Humano, Aníbal Francisco Gómez, fue el encargado de anunciar esta nueva política sanitaria y brindó detalles acerca de la misma.

Del acto participaron personal de salud y autoridades de dicho nosocomio, responsables de otros hospitales y funcionarios provinciales.

“Se está ampliando el sistema de salud en Formosa y en cada momento específico de esta pandemia, el Gobierno de la Provincia tomó medidas acordes a la situación epidemiológica que corresponde”, sostuvo Gómez.

En ese sentido expuso que, en este momento, la lucha contra la pandemia del coronavirus en la provincia tiene dos ejes fundamentales: por un lado, la campaña de vacunación que se lleva adelante con éxito en todo el territorio priorizando la aplicación en los adultos mayores y personal de salud y seguridad; y por otro, “la lucha en terreno”, que significa la búsqueda activa de los pacientes con COVID en todo el territorio a través de los hisopados masivos para PCR.

“Es un esfuerzo enorme del personal de salud, que hace más de 7 mil hisopados por día, triplicando los que se hacen, por ejemplo, en la ciudad de Buenos Aires y duplicando en lo que se hace en la República del Paraguay”, indicó el funcionario.

Y agregó: “El sentido de esto es la detección temprana de los pacientes positivos para poder darle un tratamiento oportuno, porque cuanto antes detectemos el paciente va a tener la posibilidad de tener un mejor tratamiento y salir bien de la enfermedad”.

En esa línea, Gómez argumentó que, cuando una persona tiene diagnóstico positivo a COVID, se la debe trasladar a un Centro de Atención Sanitaria (CAS), según la complejidad que le corresponda, “a veces es un hotel transformado con profesionales médicos que hacen el control diario, si el paciente es asintomático o tiene síntomas leves, o a veces requiere que sea internado en alguno de los hospitales de la red provincial de salud o aquí, en el Hospital Evita”.

“Es importante que la gente comprenda que una vez que son detectados como positivos, acepten ir a ser tratados en el lugar que le corresponde, como así también sus contactos estrechos que tienen altísimas posibilidades de desarrollar esta enfermedad como está demostrado en el mundo y también en nuestra propia experiencia”, solicitó.

En cuanto a las 12 ambulancias incorporadas en esta primera etapa para este sistema exclusivo, el responsable de la cartera sanitaria explicó que las de color naranja están destinadas al traslado y tratamiento de pacientes positivos COVID, las amarillas son para sus contactos estrechos y las restantes son los utilitarios donde viajarán médicos para la atención de pacientes que, por algún motivo, deban transitar la infección desde sus domicilios, que son aquellos que tienen un menor a cargo, según los protocolos vigentes.

“También va a acompañar un enfermero, un técnico en laboratorio para la extracción de sangre, porque son pacientes que debemos controlar de cerca, porque nuestra experiencia nos indica que son pacientes que están bien, pero en pocas horas pueden descompensarse y deben ser trasladados a un centro de mayor complejidad, por lo tanto, requieren una atención diaria”, manifestó.

Además, precisó que las ambulancias fueron adquiridas con fondos provinciales y están destinadas a esta contingencia, mientras que las del SIPEC, que cumplían esta función hasta el momento, seguirán con las otras tareas que les competen.

Estos móviles están equipados con un nivel de alta complejidad y cuentan con un cardiodesfibrilador, un respirador y bombas de infusión en caso de que se necesite trasladar de emergencia a un paciente que esté en su domicilio.

Por otro lado, Gómez se refirió a la situación sanitaria que atraviesa la provincia y dijo que “es totalmente diferente” a lo que ocurre en los países y provincias vecinas.

“Tenemos un cierto número de fallecidos que lamentamos mucho y los casos positivos aumentaron mucho en estas últimas semanas y aun así los números son muy diferentes, esbozó.

Respecto a las nuevas medidas que se tomarán desde el Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID 19 “Dr. Enrique Servián” en cuanto el DNU emitido por Nación el miércoles pasado, el profesional recordó que “cada provincia tiene la potestad de decidir su política sanitaria”.

“Seguramente a partir de este DNU el gobernador tomará las medidas que correspondan que van a servir para proteger a la población, que lamentablemente la oposición política haciendo una política partidaria y electoralista en tiempos donde no se debe hacer eso, porque se está en riesgo la vida de las personas y se pierden vidas de comprovincianos, derrumbaron toda la estrategia sanitaria que teníamos en la provincia, con un ataque mediático judicial y político importante y las consecuencias la estamos pagando, vemos todos los días como la curva de contagios crece y como consecuencia el número de fallecidos también”, desarrolló.

En ese marco, aseveró que “se puede frenar la segunda ola” si se cuentan con los instrumentos jurídicos y sanitarios que permitan “hacer frente a esta situación”.

“En nuestra provincia hay suficiente experiencia, médicos, infectólogos y demás especialistas que conocen bastante de esto y el propio gobernador como el Consejo COVID que pueden tomar las determinaciones y si el pueblo acompaña y no tenemos palos en la rueda, como tuvimos en este tiempo, estoy seguro que la situación puede ser controlada”, sentenció.

Trabajo reconocido

Por su parte, el jefe de Residentes de Enfermería en Terapia Intensiva de Adultos, licenciado Juan Figueroa, opinó que esta política es una “gran inversión” para el sistema de salud que permitirá prestar “un buen servicio” a los pacientes en esta situación sanitaria.

“Nosotros vamos a encargarnos de vigilar y realizar los controles de signos vitales, identificar al paciente que se encuentre en alguna situación de riesgo y educar a las familias y al paciente para que cuando presente algún síntoma, podamos actuar de manera precoz y solucionar lo antes posible”, fundamentó.

Por último, habló sobre el reciente bono anunciado por el gobernador Insfrán para el personal de salud y remarcó que, ante todo “somos profesionales con vocación” y que es “su deber” dar respuesta a los pacientes ante cualquier situación, pero admitió que “es un halago que nos reconozcan con un bono”.

“Significa el gran trabajo que se está haciendo en cada nosocomio que se trabaja, especialmente en el Evita que tiene el mayor número de pacientes COVID positivo”, concluyó el especialista.