La Policía detectó 33 fiestas privadas y realizó más de 150 actas de infracción durante el fin de semana

Como resultado del trabajo preventivo del fin de semana, la Policía detectó entre sábado y domingo, 33 fiestas privadas, labró más de 150  actas de infracción a la Ley Nacional de Tránsito, de las cuales 10  fueron por alcohotest positivo y demoró a 15 personas por desorden en estado de alcoholización, algunas de estas con armas blancas. 

En el marco de la emergencia sanitaria nacional por la pandemia de coronavirus y conforme las políticas públicas de salud y seguridad diagramas a través del Consejo de Atención Integral de la Emergencia Covid-19 para todo el territorio formoseño, la Policía refuerza cada fin de semana la presencia de efectivos policiales para los distintos operativos de cuidado y protección. 

Los trabajos se realizaron con el único objetivo de hacer cumplir las medidas sanitarias vigentes, con los protocolos dispuestos para cada actividad.

A pesar de las distintas campañas de concientización y el pedido de responsabilidad ciudadana, se detectaron, durante este sábado y domingo, 33 fiestas privadas con aglomeración de personas, sin la utilización del barbijo, distanciamiento, ingesta de bebidas alcohólicas, en algunos casos con la presencia de menores, conducta que constituye un riesgo para el esquema sanitario y demuestra un desinterés total de estas personas por la vida.

De ese total, siete se registraron en el interior provincial: El Colorado, Villa Dos Trece, Pirané, Villafañe, Las Lomitas, General Belgrano y Clorinda. 

Por otra parte, durante el operativo se realizó más de 150 actas de infracción a la Ley Nacional de Tránsito, de los cuales 10 fueron por alcohotest positivo, detectándose varios de ellos en El Colorado, General Belgrano y Villafañe.

La Policía sigue con los operativos de cuidado y protección por agua con el desplazamiento de embarcaciones a motor sobre el río Bermejo, a cargo del Cuerpo de Bomberos, en móviles policiales y a caballo, en lugares de difícil acceso con la participación del personal de la Unidad Especial de Asuntos Rurales.

El trabajo policial también se llevó adelante en motocicletas de la fuerza y a pié en los límites interprovinciales, a fin de desalentar el ingreso de personas por sitios no habilitados.