Martín Soria ya es el nuevo ministro de Justicia

En una breve ceremonia, el presidente Alberto Fernández le tomó juramento este lunes por la tarde a Martín Soria en el Museo del Bicentenario. “Es una alegría que estés con nosotros”, le dijo el Presidente a Soria. Fernández, además, le agradeció a la ministra saliente Marcela Losardo, a quien definió como una entrañable amiga por su rol al frente de la cartera que debe llevar la relación con los tribunales.

Soria estuvo acompañado por parte de su familia y por varios ministros, incluido el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. Estaban presente el presidente del Consejo de la Magistratura, Diego Molea, y otros integrantes de ese órgano como el senador Mariano Recalde. Asistió también Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados, que Soria integró hasta el sábado.

La relación con Diputados será clave porque Soria viene con el objetivo de avanzar con dos proyectos que están trabados en la Cámara Baja, a la que él llegó en diciembre de 2019 tras un largo paso por la política provincial de Río Negro, donde fue legislador y durante dos mandatos intendente de General Roca. Hombre del Partido Justicialista (PJ), Soria deberá maniobrar para lograr que salgan la reforma judicial y la reforma al Ministerio Público, con la intención de nombrar a un procurador o una procuradora titular, que ponga fin al interinato de Eduardo Casal.

Otra reforma que está a estudio de Soria es toda aquella que contribuya a la incorporación de la perspectiva de género en el Poder Judicial. Para eso, tendrá una aliada clave en la Ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, que viene reclamando que la Corte Suprema se capacite — como establece la Ley Micaela — y que la Casación Federal tome medidas por los mensajes misóginos del camarista Juan Carlos Gemignani.

Soria ya anunció que una de sus prioridades será la relación con la Corte y dijo que entre sus primeras medidas estará pedirle una reunión al tribunal que preside Carlos Rosenkrantz. En la Corte dicen que, por el momento, no hubo contacto oficial. De hecho, Rosenkrantz está de licencia hasta el próximo lunes, por lo que es probable que no haya encuentro esta semana — que es breve por los feriados de Pascuas.

Como diputado, Soria fue una de las voces de denuncia del lawfare. Fue quien analizó los ingresos a la Casa Rosada del presidente de la Cámara Federal de Casación, Gustavo Hornos, durante el macrismo y detectó que el camarista se había visto con Mauricio Macri en, al menos, seis oportunidades entre el 22 de diciembre de 2015 y el 13 de agosto de 2018. Soria denunció penalmente a Hornos en la causa en la que se investiga el accionar de la mesa judicial macrista, que está a cargo del fiscal Franco Picardi y de la jueza María Eugenia Capuchetti. Además, pidió su remoción ante el Consejo de la Magistratura. Esa investigación — en manos del consejero Diego Molea — empezó a tomar envión la semana pasada.

Soria es uno de los diputados del Frente de Todos que más impulsó la causa de la mesa judicial. Además, también denunció en el Consejo a uno de los emblemas de la justicia durante el macrismo, el presidente de la Cámara Federal, Martín Irurzun, que dio origen a la “doctrina” que permitió la prisión preventiva de funcionarios kirchneristas durante el gobierno de Macri.

Martín, de 45 años, es el hijo de Carlos Soria, el exgobernador de Río Negro y exjefe de la Secretaría de Inteligencia (SI) durante el gobierno de Eduardo Duhalde. El Presidente destacó su conocimiento de los tribunales de Comodoro Py, donde trabajó en el juzgado de Juan José Galeano, el magistrado que terminó destituido por su accionar el caso AMIA. Soria también ejerció como relator del juez Arturo Pérez Petit en la Cámara Federal de General Roca antes de dedicarse de lleno a la política provincial.

Después de un mes marcado por el recambio en la cartera de Justicia, Soria finalmente asumió la cartera este lunes. Las versiones sobre la salida de Losardo, amiga del Presidente desde su época de estudiantes en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA) habían comenzado el viernes 5 de marzo.

Losardo, por su parte, aceptó la oferta del Presidente de asumir la representación del país ante la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) en París, que quedó vacante tras la muerte de Fernando “Pino” Solanas. Deberá conseguir antes el placet en el organismo y el aval del Senado, algo que se descuenta que sucederá.