Clorinda: incidentes frente a la casa del Intendente originó daños en la propiedad, un móvil policial y lesiones a un efectivo

Un grupo de personas protagonizó un descomunal desorden frente a la casa del intendente de Clorinda Manuel Celauro, durante una manifestación contra las nuevas medidas sanitarias adoptadas por el ejecutivo municipal, donde resultó herido un efectivo de la policía provincial y daños en un móvil de la institución y la casa del intendente. 

Durante los incidentes, la Policía aprehendió a un joven por los daños al móvil policial.

Todo se dio minutos después de las 21 horas del martes último cuando efectivos de la Comisaría “Idelfonso Vera” fueron hasta la casa del jefe comunal, ubicada por calle Rivadavia entre Italia y Cancio, a fin de brindar cobertura de seguridad puesto que unas 150 personas aproximadamente que realizaban una medida de fuerza en la Plaza de la Madre estarían por dirigirse a la vivienda del intendente.

Luego los manifestantes marcharon hasta la casa de Celauro y una vez en el lugar comenzaron a protestar por las medidas sanitarias que había adoptado el ejecutivo municipal debido al brote de contagios del coronavirus en los últimos días en dicha ciudad. 

Todo transcurría con total normalidad hasta que un grupo de inadaptados comenzaron a arrojar todo tipo de objetos contundentes como ser piedras, botellas, ladrillos hacia los efectivos policiales y contra la parte frontal de la casa del Intendente.

Ante la situación, se solicitó apoyo de efectivos del Comando Radioeléctrico y del DDR, quienes llegaron a los pocos minutos e implantaron una formación frente al portón de acceso principal debido a que los manifestantes tenían intenciones de ingresar a la casa.

No obstante, los manifestantes continuaron con las agresiones contra los policías con objetos contundentes, impactando un escombro en la cabeza de un efectivo policial, causándole lesiones importantes por lo que tuvo que ser trasladado en ambulancia del SIPEC hasta el hospital para su atención médica.

En virtud a la agresividad de los sujetos, la Policía efectuó tres disparos al aire con las escopetas con posta de gomas a fin de tratar de disuadir a los agresores, originado que muchos de ellos se dieran a la fuga y en esa huida uno de los sujetos tomó una piedra y la arrojó contra el móvil policial que estaba estacionado en las inmediaciones.

El piedrazo produjo la rotura total del vidrio de la ventanilla del lado del acompañante, dándose posteriormente a la fuga en una motocicleta de 150 cilindradas.

Tras una inmediata intervención e investigación, se logró establecer la identidad del sujeto y se lo detuvo minutos después cuanto pretendía ingresar a su vivienda, siendo trasladado hasta la sede policial, donde se iniciaron las actuaciones legales con intervención del juzgado de Instrucción de dicha ciudad.

En cuando al personal policial lesionado, fue atendido en la sala de emergencias del nosocomio local por presentar un corte en el sector occipital de la cabeza, suturada con cinco puntos y tras varias horas de estar en observación se lo dio de alta en las primeras horas del miércoles.

En la sede policial se iniciaron causas judiciales por hechos de “Daños, Inf. Art. 205 del Código Penal Argentino, Instigación a Cometer Delitos en Poblado y en Banda, Intimidación Pública, Amenaza y Lesiones” y en el orden interno se dio origen a un causa administrativa a fin de establecer la conducta y responsabilidad de los efectivos policiales.