Gildo Insfrán: “No me va a temblar el pulso para tomar las decisiones sanitarias que sean necesarias”

El gobernador de Formosa, Gildo Insfrán aseguró categórico que “no le va a temblar el pulso” a la hora de tomar las medidas sanitarias que sean necesarias para proteger la salud y la vida de los formoseños, destacando que la provincia “tiene los mejores indicadores en la pandemia”.

Así lo manifestó este jueves, en la localidad de Fortín Cabo 1º Lugones, donde inauguró la refacción y ampliación de un moderno complejo educativo integrado por la Escuela Provincial de Educación Primaria Nº 83 “Juan Carlos Di Orio” y el Jardín de Infantes Nucleados Nº 37.

De esta manera, el primer mandatario llegó a una cifra histórica y única en el país: 1393 obras educativas habilitadas en todo el territorio formoseño durante su gestión.

En declaraciones que recogió la Agencia de Noticias Formosa (AGENFOR), el titular del Ejecutivo comenzó haciendo un racconto de lo vivido durante los últimos días, mencionando en un primer término su mensaje del 1º de marzo en el inicio de las sesiones ordinarias de la Legislatura, en cumplimiento con la Constitución Provincial.

Luego aludió a la puesta en marcha del ciclo lectivo 2021, el 2 de marzo pasado, con las inauguraciones de cuatro nuevos edificios educativos en una sola mañana. “Algunos que vienen de afuera dicen que es mentira que acá hayan comenzado las clases. No es así, porque sí empezaron”, subrayó.

Prosiguió señalando que el 3 de marzo “dimos una muy buena noticia para todos, ya que anunciamos el 42% de aumento en los salarios de los trabajadores del sector público que será desembolsado en tres cuotas: a partir del 1º de marzo un 20%, desde el 1º de julio el 12% y el 1º de septiembre el 10%”.

“El viernes 5 estuvimos en Las Lomitas, donde inauguramos el nuevo edificio de la Tercera Circunscripción del Poder Judicial, de 2150 metros cuadrados cubiertos, y luego la infraestructura del Instituto Nº 4 Santa Teresita”, agregó, resaltando que “en Lugones habilitamos dos nuevas obras escolares, llegando a las 1393 concreciones educativas”.

Hizo notar que “no son momentos fáciles los que se viven no solamente en nuestra provincia, la Argentina y nuestro Continente, sino en el mundo”, puesto que “esta pandemia ha causado estragos y ha demostrado la cara más siniestra de algunas políticas, como también de algunos políticos, cuando empezaba la disputa entre la economía o la salud y la vida”.

Ese dilema “nos llevó a este desastre que tenemos hoy”, advirtió, remarcando que “en Formosa tenemos los mejores indicadores sanitarios en esta pandemia”.

No obstante, dejó en claro que “no estoy contento ni feliz porque sé que somos vulnerables y si bajamos los brazos podemos tener un resultado diferente”, por lo que consideró que “hasta que no podamos vacunar por lo menos al 80% de nuestra población no podemos estar tranquilos”.

Recordó que “hasta fines del año 2020 tuvimos un solo fallecido y después, con el tema de las fiestas, fin de año y toda esa movilización que ocurrió, hubo un brote en el oeste, Formosa Capital y Clorinda”, por lo que “tuvimos que tomar medidas drásticas que no son muy simpáticas, sino desagradables, pero no existe otra manera”.

Año electoral

Seguidamente, el doctor Insfrán denotó que “a partir de este año electoral aparecen todos” los dirigentes de la oposición, calificando como “triste” que tengan “la pretensión de enseñarnos lo que tenemos que hacer”, cuando provienen de lugares donde “su política sanitaria es desastrosa”.

Si bien aclaró que al enunciar ello no estaba confrontando con ningún formoseño, instó a quienes “traen a estas personas a que recapaciten, porque ellos también están perdidos”.

“Que entiendan de una vez y para siempre que el enemigo del pueblo y del mundo hoy no somos los dirigentes. En Formosa, el enemigo no soy yo. Tenemos un solo enemigo que no hace distinción de ninguna naturaleza, que el virus”, aseveró.

Por esto, entendió que “debemos deponer todas las cuestiones que nos puedan dividir y tenemos que unirnos para combatir contra ese único enemigo de todos que es el coronavirus”.

Ataques mediáticos

“Nos provocan de todas formas habidas y por haber –rechazó-. Hace más de 60 días que están los medios nacionales aquí bombardeando”, pero “si pretenden o por ahí creen que con eso me van a sacar del eje que nos hemos trazado les digo que se equivocan. No lo van a lograr”, aseguró.

Recalcó que “ante la opción de la economía o la salud y la vida, hemos optado por la salud y la vida de cada uno de los formoseños, sea quien fuere, piense como piense y tenga la religión que tenga”, reiterando que en ese sentido se seguirán tomando las medidas. “Quien en esta circunstancia quiera sacar ventajas políticas, lamento su mala elección”, expresó.

A su vez, acusó a sectores de la oposición nacional y provincial que “buscan dividirnos” porque “no tienen ningún otro objetivo que no sea una cuestión electoral”, mientras que “a nosotros eso realmente no nos importa en esta situación de pandemia”.

“A mí no me va a temblar el pulso para tomar las decisiones sanitarias que sean necesarias para proteger la salud y la vida de los formoseños”, robusteció el mandatario.

Clorinda y capital 

Precisó asimismo que “hoy tenemos situaciones epidemiológicas difíciles en Clorinda”, por lo que “ya se han vacunado todos los trabajadores de la salud y seguridad, los docentes y aquellos de clase 60 para arriba”.

De igual modo se está actuando en la capital, porque “el cuadro epidemiológico ha desmejorado”, dilucidando que en esto tienen mucho que ver “las cuestiones de los últimos días”, como las manifestaciones, donde se “incita a la población a desoír las medidas que se toman”.

“Se hace caso omiso al uso del barbijo y al distanciamiento social, organizándose fiestas clandestinas e inclusive hay bares abiertos, en una franca provocación de dirigentes a los que el año pasado no se los veía”, denunció el mandatario.

Tras advertir que “van a seguir con esto” por fines electorales, llamó a “estar preparados para defender nuestro sistema de salud ante esta pandemia”.

“Ese el único trabajo que debemos realizar en este momento. Las cuestiones electorales se verán después”, afirmó.

Contexto regional

“Se dice que la situación sanitaria de Formosa es porque tuvimos suerte, pero todos podemos ver lo que está pasando en Brasil y Paraguay”, contextualizó, consignando que ese contexto “presiona sobre Clorinda” debido a su ubicación geográfica y el vínculo a través de la ruta nacional 86, por lo cual dicha ciudad es “el lugar más expuesto potencialmente”.

Ante este panorama, “tomamos medidas sanitarias para tratar de bloquear y tratar de que el virus no se expanda a todo el territorio provincial y mal no nos ha ido porque los resultados nos lo están demostrando”.

En esa línea, el gobernador Insfrán exhortó a “estar alertas y con la guardia alta”, porque de lo contrario “van a penetrar esos mensajes que hacen por las redes y los medios nacionales, que vienen a buscar todo lo peor”.

“Ocultan todas las cosas buenas y buscan lo malo –objetó-. Y lógico que si buscás vas a encontrar porque nadie dice que vivimos en un paraíso. Pero ellos tampoco saben de dónde venimos. No saben que no teníamos luz eléctrica las 24 horas ni conectividad, tampoco rutas, y ahora sí”.

Soluciones para Formosa

Para finalizar, expuso que en los medios “muchos dijeron que fui desesperado a Buenos Aires a buscar un respaldo del presidente Alberto Fernández y los ministros y que volví sólo con una foto”.

Contundente, echó por tierra esa versión al asegurar que “estuve con dos ministros, el señor Presidente y lo que traje no fueron fotos justamente, sino soluciones para Formosa”, porque “hablamos de las obras que se paralizaron en el Gobierno anterior y de otras que se van a iniciar”.

Alertó que desde sectores opositores “van a insistir con su prédica de odio, buscando la división y el enfrentamiento entre nosotros”, por lo que “tenemos que pacificar nuestro espíritu”.

“He recibido llamados de muchos intendentes, no quiero decir de todos para que no piensen que me estoy agrandando, que me decían por qué tenemos que permitir que digan todas estas cosas, pero en este momento de pandemia no podemos hacer una manifestación como hacen ellos de 100 o 200 personas en la capital”, argumentó.

“Se juntan siempre los mismos dirigentes de un sector que se dice independiente, pero no lo es. Deben ser de Independiente de Avellaneda, porque es mentira que sean independientes de una ideología”, cerró.