Formosa, la provincia con mayor porcentaje de aplicación de las vacunas

Con un 83,8% del personal de salud y el policial ya inmunizados con ambas dosis de la vacuna Sputnik V, Formosa es la provincia argentina con mayor porcentaje de aplicación del primer y el segundo componente, que fueron recibidos en una primera instancia.

Así lo resaltó, en declaraciones recogidas por la Agencia de Noticias Formosa (AGENFOR), el doctor Aníbal Gómez, ministro de la Comunidad a cargo de la cartera de Desarrollo Humano de la provincia.

De esta manera, se concretaron 3777 aplicaciones del primer componente y 3166 del segundo, de la primera tanda recibida en la provincia.

“En la actualidad, Formosa lleva aplicadas el 86,2% de vacunas recibidas y continúa siendo la provincia con el mayor porcentaje de aplicación, de manera inmediata”, destacó el funcionario.

Puso en valor en ese sentido que “estos resultados, hasta ahora obtenidos en cuanto a la aplicación de la vacuna rusa, hablan a las claras que las estrategias de salud aplicadas por el Gobierno de Formosa continúan siendo las mejores del país”.

Al exhibir diversas placas en la conferencia de este martes 23 del Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19, evidenció que “por debajo de Formosa, se encuentran otras provincias como Buenos Aires con un 70,6%, Corrientes con un 69,2%, Santiago del Estero con un 67,4% y Entre Ríos con un 66,8%”.

CABA-Formosa

A su vez, durante su exposición, el ministro Gómez subrayó: “Estamos en pleno proceso de inmunización de nuestros adultos mayores y justamente hemos podido observar en varios medios nacionales que, con muchas críticas, arrancó este lunes la segunda etapa de vacunación en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires a los mayores de 80 años”.

“Ya de por sí, acceder a los turnos es una gran dificultad, porque se hace a través de una página web a la que, por supuesto, la mayoría de los adultos mayores no tienen acceso y además, por si fuera poco, colapsa constantemente, lo que hace muy difícil conseguir los turnos”, marcó.

En ese sentido, reprochó que debido a “un desinterés total” por parte de las autoridades del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires “los abuelos mayores de 80 años debieron permanecer parados, bajo la lluvia esperando ser vacunados”.

“Esta situación es totalmente opuesta a lo que venimos haciendo en la provincia”, contrastó, puesto que en Formosa “lo hacemos de una manera ordenada, en establecimientos escolares donde no sólo aguardan sentados sus turnos para aminorar la espera”, sino que además “tienen equipos médicos a disposición para asistirlos en todo momento”.

“Por supuesto, los abuelos viven un clima de alegría y esperanza por estar siendo inmunizados con la primera dosis contra el COVID-19”, acentuó.