Adultos mayores que residen en puntos específicos de la provincia recibirán la vacuna contra el COVID-19

El esquema de vacunación de Sputnik V se aplicará a los residentes de geriátricos y a los que viven en la ciudad de Clorinda

 

En el parte ofrecido este miércoles por el Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19, se informó que la provincia recibió una nueva partida de vacunas Sputnik V, consistente en 4500 primeras dosis y 500 segundas dosis de la misma.

Precisaron que la población a ser vacunada con estas dosis es la entendida como “prioritaria en esta etapa”, es decir “nuestros adultos mayores”.

Así, manifestaron que “vacunaremos a todos los residentes de geriátricos de la provincia, tanto públicos como privados; como a los mayores de 70 años que viven en la ciudad de Clorinda”.

Por lo tanto, del total de nuevas dosis que arribaron, las 4500 –primeras dosis- serán destinadas a la inmunización tanto de los adultos mayores que están en los geriátricos distribuidos en todo el territorio, como de los mayores de 70 años residentes de la localidad fronteriza.

Mientras que las 500 –segundas dosis- serán inoculadas al personal de salud y de seguridad que prestan servicio en el Distrito Sanitario 1, en la zona oeste de la provincia, quienes recibieron el primer componente de la vacuna el pasado 8 de febrero.

Acerca de la decisión de vacunar a la franja etaria de adultos mayores, remarcaron que fue, atendiendo a que “en la segunda ciudad, pese a tener el 10% de la población provincial, se verificaron el 71% de los fallecimientos por COVID-19 de la provincia y el 60% de los casos activos actuales”, constituyendo una situación objetiva “de altísimo riesgo para la vida de los adultos mayores que allí residen”.

El ministro a cargo del Ministerio de Desarrollo Humano, el doctor Aníbal Gómez, refirió al respecto que “sabemos de lo que ocurrió en los geriátricos en otros lugares del país, donde a partir de un contagio, el virus se diseminaba y se terminaban contaminando todos. Y de la letalidad del virus en esta población. Esto nos indica la importancia de disminuir la morbimortalidad en este grupo etario, por medio de la vacunación”.

En la misma línea, desde el Consejo expresaron que llevar adelante una vacunación en el marco de una pandemia requiere tomar las decisiones más adecuadas en cuanto a la priorización de la población a vacunar en las distintas etapas.

En ese sentido, recordaron que en un primer momento se decidió vacunar “a los que tienen las responsabilidad de enfrentar al virus cara a cara cotidianamente”, haciendo mención al personal de salud y de seguridad, que por sus funciones están en la primera línea de defensa.

En tanto, que en esta segunda etapa, la decisión apunta a “avanzar” en la vacunación de la población de mayor riesgo, es decir, los adultos mayores que se encuentran en dos lugares bien definidos “por un lado, los geriátricos y por otro, los que habitan en la ciudad de más intensa circulación y de más letalidad ocasionada por el COVID – 19 en la provincia, que es la ciudad de Clorinda”.

“Cuidar a la población en pandemia implica que los primeros en ser protegidos, sean los que más riesgos corren. Y esto lo demostramos con decisiones firmes y hechos concretos que priorizan verdaderamente, la salud y la vida de los formoseños y formoseñas”, sentenciaron.

Seguidamente, insistieron “lejos estamos de tener meros discursos, tenemos acciones y políticas sanitarias concretas para hacer frente al virus”. Y agregaron: “Sentimos un gran compromiso de seguir avanzando en la vacunación para abordar la pandemia”.

Para cerrar, hicieron notar que “la situación especial de Clorinda, ha llevado a nuestro gobernador Gildo Insfrán a tomar, una vez más, la acertada y oportuna determinación de vacunar al grupo de adultos mayores de 70 años, poniendo el corazón en esta decisión, como siempre lo ha hecho”.