Extraditarán a Francia al Femicida tunecino que fue detenido en Formosa el año pasado

Un ciudadano tunecino que estuvo prófugo desde 2010 por el femicidio de su pareja y que en noviembre del año pasado fue detenido por la Policía de Formosa tras haber ingresado por un paso no habilitado, será extraditado a Francia para cumplir 30 años de cárcel por el crimen.

El Juzgado Federal Nº 2 de Formosa hizo lugar a la postura del fiscal federal Luis Benítez, quien actuó con la asistencia del director general de Cooperación Regional e Internacional de la Procuración General, Diego Solernó, y ordenó la extradición de Wael Mannai.

A través de la página fiscales.gob.ar se informó que por la situación de emergencia sanitaria como consecuencia de la pandemia, las distintas medidas adoptadas al respecto por el Poder Ejecutivo Nacional y la Corte Suprema de Justicia de la Nación, el juicio de extradición fue realizado por videoconferencia.

En la audiencia, el fiscal Benítez –a cargo de la Fiscalía Federal 2 de Formosa– y Solernó, efectuaron un detallado análisis de los requisitos y causales de denegación contenidas en el tratado que regula las relaciones de extradición entre ambos países.

Según el informe, el funcionario judicial concluyó que se encontraban presentes las condiciones para hacer lugar a la extradición, por lo cual solicitó que se declare procedente el pedido formulado por la República Francesa respecto de Wael Mannai.

En declaraciones a La Mañana, el fiscal Benítez comentó que el condenado se opuso a su extradición alegando que el tratado de cooperación entre Argentina Francia celebrado en el año 2012 es posterior al hecho cometido, que el perpetró en el 2010.

“Hice el análisis de dos normativas vigentes. En principio, el tratado que existe entre Argentina y Francia al que hizo referencia el condenado también abarca a través del artículo 25 aquellos hechos cometidos con anterioridad a su firma. Pero independientemente de esto, está vigente la Ley de Cooperación Internacional, que dice en el artículo tercero que con los Estados que no hay tratados vigentes se brindará cooperación y se extraditará a las personas, en la medida que haya reciprocidad para casos análogos con el país que pide la extradición, pudiendo el Estado argentino extraditar a las personas”, explicó el fiscal.

Tras escuchar sendas exposiciones, el Juzgado pasó a deliberar y finalmente declaró procedente la extradición, de conformidad con lo requerido por el Ministerio Público.

Wael Mannai acosó a su esposa Eslam Kerkenni y la amenazaba de muerte desde 2009. El 8 de junio de 2010, compró en París una navaja automática, una bomba, gases lacrimógenos y esposas. El 9 de junio de 2010 se tiñó el pelo de rubio para no ser reconocido. El 10 de junio, hacia las 3:30 de la mañana, después de entrar en el edificio de su esposa, Mannai la mató de 17 puñaladas y luego intentó matar a su amante Hakim Zelbouni”, detallaron las autoridades francesas.

En función de la jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia en la materia, al realizarse el análisis de doble incriminación se tuvo en cuenta la legislación vigente al momento de recibirse el pedido de extradición (de acuerdo con el precedente “Alcántara Van Nathan”) y se confrontó la descripción de los hechos con el ordenamiento penal argentino, independientemente de la denominación del delito.

Mannai es requerido para la ejecución de la condena de 30 años de reclusión criminal impuesta por la Corte Criminal de París en ausencia en febrero de 2017.

Apresado

El hombre, que se hizo pasar por brasileño y resultó ser oriundo de Túnez, había entrado a nuestra provincia por un paso clandestino durante la madrugada del viernes 20 de noviembre de 2020, tras lo cual un vecino del barrio Eva Perón avisó al 911.

En un comunicado, la Policía provincial precisó que Mannai fue apresado luego de activar el protocolo y ser trasladado la Unidad de Pronta Atención de la Contingencia Covid-19 (UPAC) para ser hisopado y alojado en un centro de alojamiento.

“Se estableció, que se trataba de un hombre, brasilero, que habría ingresado a la provincia, por pasos no habilitados (Alberdi-Paraguay) vía fluvial, con intenciones de desplazarse vía terrestre hasta la provincia de Santa Fe, siendo en ese momento demorado por los efectivos”, precisó el informe.

Sin embargo, a la salida de la Escuela de Cadetes después de cumplir la cuarentena obligatoria, el ciudadano tunecino fue detenido en un operativo conjunto entre la Policía de la provincia y la Policía Federal Argentina, tras comprobarse que tenía una identidad falsa y que en realidad era de nacionalidad tunecina, buscado por Interpol por el crimen cometido en Francia.

En todo este periplo y pese a las restricciones mundiales por la pandemia, logró sortear fronteras internacionales con la Interpol pisándole los talones.

Justo aquí en Formosa fue detectado como ingreso clandestino y obligado a hacer la cuarentena de 14 días, pero en ese ínterin, saltó el alerta por la detección del documento falso que llevaba con él.

El juez de instrucción ordenó esperar a que finalice la cuarentena, y ni bien salió de la Escuela de Cadetes, fue apresado en la vía pública, volviendo nuevamente al encierro pero esta vez en calidad de detenido y con pedido de extradición de la Justicia de Francia.