Debía cumplir cuarentena domiciliaria y no estaba en su domicilio

Lo llamativo del caso es que se trata de la misma persona que ya se había marchado de la Escuela 66 donde estaba cumpliendo la cuarentena obligatoria por contacto estrecho con caso positivo a COVID 19 la semana pasada poniendo en riesgo la Salud Publica de la población.

El caso de este hombre de 45 años, que tuvo su repercusión mediática en los medios de comunicación, se inició en la noche del pasado jueves 21 de enero del corriente año, cuando efectivos policiales que se encontraban en la EPEP N°66 de la ciudad de Formosa, lugar donde funciona un Centro de Alojamiento Preventivo, fueron anoticiados por otras personas de dicho lugar que el causante se había marchado del sitio.

De manera inmediata se realizó una tarea de búsqueda en virtud de que aún le restaban varios días por cumplir con la cuarentena obligatoria por haber sido un contacto estrecho con una persona que diera positivo a coronavirus, situación que ponía en riesgo la salud pública ante la vigencia de la Pandemia, trabajo que tuvo sus resultados días después, a raíz del control ciudadano, cuando vecinos del barrio Liborsi informaron a la línea de emergencias ECO-911 acerca de la presencia de dicha persona en una vivienda ubicada por calle Catamarca entre Maipú y Silva, lugar donde acudió en forma inmediata personal de la sección motorizada Alacrán conjuntamente con personal de la UPAC y una asistente social, quienes dialogaron con el hombre, haciéndole saber el peligro que representaba para la salud, tanto de él mismo como de las personas que estaban en esa vivienda, el hecho de haberse ido sin cumplimentar los días de cuarentena, a lo que el hombre accedió y se lo traslado en una ambulancia, al igual que otras dos personas más que estaban en la casa, hasta la UPAC para el examen médico correspondiente.

En otro orden, el pasado 3 de febrero, el Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID 19 emitió un comunicado de prensa que establecía que a partir del actual estatus epidemiológico logrado en la provincia de Formosa, las capacidades estatales consolidadas y la experiencia adquirida en la lucha contra la pandemia, así como los nuevos conocimientos científicos verificados respecto al Coronavirus, dispusieron actualizar los protocolos vigentes que entre otros puntos establecía “cuarentena de contactos estrechos y por ingreso ordenado a la provincia: 14 días, siendo los primeros 10 días en un Centro de Alojamiento Preventivo y los últimos cuatro días en el domicilio cumpliendo el protocolo de testeos”.

Ante la nueva medida, personal del Ministerio de Desarrollo Humano notificó al hombre que debería terminar de cumplir la cuarentena en su domicilio particular ubicado en pasaje Hermana Moreno al 200 por calle Juan José Silva entre Avenida Pantaleón Gómez y Padre Grotti del barrio Independencia de esta ciudad, bajo estricto protocolo sanitario junto a su madre e hijo menor, bajo supervisión del personal de salud y control por parte del personal de la policía provincial.

Pero lo insólito y llamativo del caso fue que alrededor de las 19 horas del sábado último, personal de la Zona 1 del Comando Radioeléctrico concurrió al domicilio del causante a fin de efectuar el contralor ordinario respecto a las personas que se encuentran cumpliendo cuarentena domiciliaria obligatoria, constatando que dicha persona no se encontraba en el domicilio, ignorándose sobre su paradero, situación informada por la madre del mismo, quebrantando con su accionar el protocolo Sanitario y disposiciones en materia de salud en relación al COVID 19; poniendo nuevamente en peligro la salud pública de toda la población, razón por la cual se iniciaron las actuaciones legales pertinentes y la búsqueda inmediata del sujeto, solicitándose a la población en general cualquier información al respecto sobre el paradero del hombre comunicarse a la línea ECO 911 del Comando Radioeléctrico Policial.