En enero se diagnosticaron dos veces más casos de COVID que en todo el 2020

El médico epidemiólogo, Mario Romero Bruno, presentó un informe acerca de la evolución de los brotes de casos de COVID que ocurrieron en el mes de enero y derivaron en el bloqueo sanitario de varias localidades del oeste y este de la provincia, incluida Formosa Capital.

Dichas afirmaciones fueron realizadas en el marco de una nueva conferencia de prensa del Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID 19, donde el especialista indicó que, hasta el 1 de enero, se diagnosticaron 340 casos de coronavirus; y al 1 de febrero, la cifra subió a 1142.

“Tuvimos 802 casos durante enero, dos veces más que tuvimos durante todo el año pasado. En total, el promedio que teníamos el año pasado era de uno por día, este mes llegamos a tener 26 por día”, explicó.

Y aclaró: “Esta cantidad de casos era esperable, porque ocurre en otras provincias y conocemos la capacidad de contagio de este virus. Pero más allá de la política sanitaria que demuestra ser un éxito, está el compromiso que tenemos que tener cada uno de nosotros”.

También, el médico expuso la curva que muestra la cantidad diaria de casos detectados durante enero; y señaló que, el 13 de ese mes, se diagnosticaron 147, la mayoría proveniente del oeste formoseño.

“Vemos que en los últimos diez, quince días, la curva se aplanó; hoy tuvimos siete casos y la cantidad de casos que se vienen manteniendo, son a expensas de la ciudad de Clorinda y las localidades del oeste. Es ahí donde tenemos que seguir intensificando nuestros cuidados”, fundamentó.

Respecto a la cantidad de casos que permanecen activos, Romero Bruno mostró que, de 71 pacientes que cursaban su internación en el Hospital Interdistrital para la Contingencia COVID 19, se disparó a 628 el 21 de enero.

“Por lo que fueron necesarios habilitar los Centros de Asistencia Sanitaria (CAS) en las distintas localidades, fundamentalmente para casos leves y asintomáticos”, argumentó; y agregó que, en Capital, en 17 de enero, se registraron 30 casos, en su mayoría de contactos estrechos que ya estaban alojados en los CAP.

“Eso nos permitió contrarrestar esta cantidad de casos, porque si los contactos hubieran estado en la comunidad, lógicamente que hubiera sido muy difícil controlarlo”, aseveró.

Además, el profesional esbozó que el diagnóstico de todos los cuadros, se logró a través de la búsqueda activa de casos, que “dio muy bien resultado” y por eso se seguirá sosteniendo dicha política sanitaria.

“Porque la mayoría son asintomáticas y sin testeo es muy difícil diagnosticar, lo hacemos cuando aparece una persona sintomática y muchas veces ya con evolución y hasta estadios graves”, manifestó.

En otro orden, Romero Bruno informó que los últimos casos de coronavirus que se detectaron en la provincia, fueron a través del Ingreso Ordenado y Administrado; los contactos estrechos; los transportistas; los ingresos irregulares y la búsqueda activa.

Respecto al primer punto, especificó que dicha política demostró mantener y evitar que se disemine la cantidad de casos por el periodo de controles y cuarentena que deben realizar los ingresantes al territorio.

En cuanto a los contactos estrechos, remarcó que son funcionales porque muchas veces “no sabemos a qué persona estoy expuesto a contagiar o con quien me reúno”; y reiteró que, sin distancia, con mucho tiempo compartido y sin uso correcto del barbijo, también se puede contraer el virus.

Por su parte, los transportistas tienen un protocolo establecido que posibilitó hacer los diagnósticos al ingresar al territorio.

Los ingresos irregulares, a lo largo y ancho de la provincia, se dan por los límites con Chaco o Salta y la frontera con Paraguay; que “nos expone” constantemente, por la cantidad de casos que existen fuera de Formosa; y si algún ingreso de este tipo no se detecta e informa, puede transmitir el virus.

“La búsqueda activa de casos vamos a seguir manteniendo en la provincia, en todos los barrios de capital y necesitamos el compromiso y la colaboración de todos, es un testo rápido y nos permite evitar que aumenten los casos y con eso evitamos las muertes. También la vigilancia intensificada, que forma parte de los controles a la salida de la capital y en distintos lugares”, remarcó.

Por último, el entendido del tema, recordó a las personas que presentan síntomas similares al coronavirus que “no se queden en la casa”, sino que concurran a una consulta médica para poder identificar “el riesgo que puede ser para ellos mismos o sus seres queridos”.

“Esta nueva normalidad que nos permite reiniciar actividades en la ciudad, las tenemos que cuidar, cuidándonos nosotros, utilizando los elementos de protección y manteniendo los protocolos vigentes para cada actividad”, concluyó.