Se le paró el auto en plena manifestación y lo golpearon

Esta mañana en la ciudad de Formosa durante la manifestación de movimientos opositores a las medidas sanitarias adaptadas por el gobierno en este contexto de pandemia por el COVID 19, un ciudadano formoseño fue agredido, insultado y golpeado cuando su auto se detuvo en el medio de la marcha que enfilaba a Casa de Gobierno. También dañaron con golpes y patadas el vehículo en el que se desplazaba.

En diálogo exclusivo con AGENFOR, Julio Otazo relató cómo sucedieron los hechos y anticipó que realizó las denuncias correspondientes hacia sus agresores.

“Me dirigía hasta una óptica a retirar los lentes que había encargado, cuando llego, veo que no había lugar para estacionar en Moreno casi 25 de mayo, entonces me comunico con el propietario del local y le aviso que buscaría un lugar para estacionar”, contó.

Y agregó: “Pego la vuelta en 25 de mayo y Belgrano, no sé que desperfecto tuvo el auto, habrá sido problemas de batería porque después lo estuvimos tocando y moviendo, se aflojaron los bornes. Vino la policía, me preguntaron qué pasó, yo levanté el capote, puse baliza y vinieron quince manifestantes a increparme y decirme que saque el auto”.

Julio les respondió que “no tenía problemas”, pero no podía hacerlo en ese momento y les pidió “dame cinco minutos, veo que tiene y lo corro”; pero los agresores le insistían: “no, no, corré el auto o te lo vamos a romper”.

“Les pregunté por qué si no estaba haciendo nada, ustedes se están manifestando pacíficamente, háganlo, pero no me agredan, fue todo lo que les dije”, aseveró el hombre; y continuó: “Entonces prácticamente lo alzan al vehículo y lo corren, después siento un golpe en el auto, yo estaba fuera, voy, miro, identifico a la persona que lo hizo, le pregunto por qué lo hizo y cuando me doy vuelta para ver en qué lugar dañaron, viene esta persona y me pega una patada en el pecho”.

El relator aseguró que “no reaccioné en ningún momento” porque “estaban totalmente sacados”; también precisó que le “manotearon” el celular, que cayó al piso y se rajó la pantalla.

“Llegué a filmar a una señora rubia que me agredía, le pregunté por qué lo hizo y no me daba respuesta, le daba lo mismo, la cuestión era hacer daño. Me insultaron, se acordaron de todos mis familiares”, precisó.

Luego del suceso, Julio se dirigió a la Policía Científica a realizar la denuncia y que lo vea un médico forense para constatar sus golpes y los de su auto.

“No conozco a nadie de los que me agredieron, pude identificar mujeres y varones en la misma proporción, tendrían entre veinte y treinta y cinco años. Eran un grupo de violentos que en todo momento buscan alterar el orden público y a nosotros los que convivimos con esta pandemia”, señaló.

Respecto a los golpes recibidos, el hombre indicó que siente un dolor en el pecho donde recibió la patada y que, luego de hacerse ver por el médico forense, se realizará los estudios correspondientes para descartar todo tipo de daño.

“No vi si se lo hicieron a otras personas, honestamente, pero ojalá que esto no pase más, yo soy una persona que medianamente puede resistir esta situación, pero si es una persona mayor que tiene un imprevisto, porque uno no lo busca, o problemas de salud, es grave”, opinó.

Y remarcó: “Lo que más me preocupa es mi salud, el vehículo es algo material, se soluciona y se arregla”.

Por último, Julio habló a la ciudadanía formoseña y les advirtió que “tengan cuidado” porque “son gente muy violenta”.

“Les pido que piensen que en los que son madres, padres y tienen hijos, el daño que puede causar. Hoy fue una patada en el pecho y si fuese en la cabeza, yo no sé si estaría contando la historia, es grave lo que pasó, ellos quizás no toman dimensión y si lo hacen, es más grave todavía”, finalizó el damnificado.