El Gobierno postergó una suba en el impuesto a los combustibles

El Gobierno postergó hasta el 12 de marzo próximo la suba en el impuesto a los combustibles prevista para el 1 de ese mismo mes, de modo tal que se frenó por once días el incremento de hasta 5,2 por ciento en las naftas y el gasoil anunciado la semana pasada.

El Gobierno atribuyó la postergación a “las circunstancias actuales y la necesaria estabilización de los precios”.

La medida fue dispuesta a través del decreto 35/2021, publicado este lunes en el Boletín Oficial, que indicó que “el incremento en los montos de impuesto correspondiente al cuarto trimestre de 2020, surtirá efectos para la nafta sin plomo, la nafta virgen y el gasoil, desde el 12 de marzo de 2021”.

El 16 de enero último, la petrolera YPF dispuso un aumento de precios del 3,5 por ciento promedio de sus combustibles, lo que incluye el ajuste diferencial por el incremento del componente impositivo de la nafta y el gasoil.

Este aumento incluye el incremento del Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y el Impuesto al Dióxido de Carbono (IDC) del 7,7 por ciento que entró en vigencia a partir del 15 de enero, según lo dispuesto por el Gobierno.