La Policía cerró un año de intenso trabajo preventivo contra el coronavirus y disminuyó los índices delictivos.

En el año 2019 un total de 251 locales comerciales fueron clausurados por diferentes infracciones, 153 de ellos por la venta de bebidas alcohólicas en horarios no permitidos en locales habilitados y 242 en locales no habilitados, sumado a otros 7 en lugares no permitidos. 

En el año 2020 se clausuraron 1553 locales comerciales, 384 por venta de bebidas alcohólicas en horarios no permitidos en locales habilitados, 104 en locales no habilitados, sumado a otros 71 en lugares no permitidos. 

El accionar policial que va desde una simple identificación de personas, los patrullajes y las charlas con los vecinos están orientados a resguardar no solo los bienes materiales sino también la vida de las personas.

Los datos adquieren trascendencia si se tiene en cuenta que la población aumenta con el paso del tiempo y que en la actualidad la provincia tiene aproximadamente 640.000 habitantes y el crecimiento demográfico es constante.

Pese a la complejidad que sumó la pandemia de coronavirus, en la provincia la Policía logró disminuir los casos de robo, hurtos, lesiones y peleas callejeras, trabajo preventivo donde adquirió trascendencia la articulación de acciones entre la fuerza, la comunidad y las demás instituciones.

Para atender a los requerimientos de la comunidad, la Policía de la provincia de Formosa reforzó su trabajo de fortalecimiento de la seguridad ciudadana, a través de estrategias en materia de prevención e investigación de distintas modalidades delictivas, además de la experiencia de acercamiento con los vecinos, comerciantes, agentes sanitarios en hospitales y centros de salud, entre otros.

Los procedimientos contra el narcomenudeo permitieron la permanente desarticulación de los centros de distribución de drogas en los barrios, desalentar la práctica del abigeato en sus diferentes formas y ganar eficiencia en los dispositivos de seguridad urbana, rural y vial.

 

Línea 911

La Línea gratuita 911 “Emergencias de la Comunidad Organizada” (ECO) recibió cerca de 500 mil llamadas, lo que marcó más trabajo y una respuesta más rápida y eficiente  a los requerimientos de los vecinos en la ciudad de Formosa. 

Esta Línea 911 ECO tiene coordinación con el SIPEC para el servicio de ambulancia y con la Municipalidad ante fenómenos meteorológicos para realizar el relevamiento del cuadro de situaciones en los barrios.

También cuenta con un moderno sistema de comunicación que permite recibir llamadas de urgencia y emergencia durante las 24 horas.

La tarea consta de tres procesos fundamentales: las llamadas ingresan a través de un sistema rotativo de varias líneas y son atendidas por las operadoras para ser direccionadas, según  las urgencias, al área de despacho. 

Todas las llamadas que ingresan al 911 quedan grabadas y existe una auditoría interna que permite evaluar la respuesta que se da a cada uno de los requerimientos para poder mejorar la eficiencia del servicio.

 

Lucha contra el abigeato

La Policía de la provincia de Formosa tuvo a lo largo del año pasado un intenso trabajo en la prevención de los delitos rurales en todo el territorio provincial, con un gran profesionalismo de los efectivos de Unidad Especial de Asuntos Rurales (UEAR).

En este contexto, adquiere trascendencia el trabajo, esfuerzo y sacrificio de los efectivos de la Jefatura UEAR que funciona en la ciudad de Formosa y de las distintas delegaciones y secciones de la Unidad Especial de Asuntos Rurales desplegadas en la provincia.

Además de la recuperación de animales en poder de abigeos que ingresaron a establecimientos ganaderos, se cortaron circuitos de comercialización ilegal de carne en distintos puntos de la provincia.

Se desarticularon organizaciones delictivas encargadas de proveer productos cárnicos a carnicerías de manera clandestina, con ganado obtenido del abigeato, sin pasar por ningún control bromatológico.

Además se logró el secuestro de armas, elementos utilizados para la faena clandestina y  la detención de los presuntos autores que quedaron a disposición de la justicia.

La Jefatura UEAR implementa controles y patrullajes en los campos periféricos a la ciudad con móviles policiales, motocicletas, a caballo y a modo de infantería.

Estos trabajos se extienden a las secciones de UEAR en Cañada 12 y Mojón de Fierro; la Delegación Loma Senés; Sección El Resguardo,  la Sección La Floresta; Sección Bartolomé de las Casas y HaraPolicial; Sección Zapla; Delegación Loma Monte Lindo; Sección Laguna Gallo; Delegación Juan Gregorio Bazán; Delegación Posta Cambio Zalazar; Sección San Martín Dos y Fortín Lugones; Sección Unión Escuela y Sección San Martín Uno, entre otros. 

Estos trabajos permitieron recuperar animales y desmembrar bandas dedicadas a la práctica del abigeato que causan preocupación a los ganaderos. Hubo secuestros de animales silvestres en poder de cazadores furtivos y se mantuvo contacto permanente con el Registro de Control y Fiscalización de la provincia.

Toman relevancia las reuniones comunitarias con pobladores, miembros de comunidades aborígenes, comerciantes, ganaderos para brindar información, consensuar acciones de trabajo conjunto y despejar inquietudes, en el marco del programa Policía-Comunidad.

Los trabajos de la UEAR también permitieron esclarecer otros hechos delictivos en distintos puntos de la provincia y poner a disposición  de la justicia a personas con pedidos de captura por delitos que no estuvieron vinculados directamente con el ámbito rural, lo que marca la importancia de la articulación de acciones con otras unidades operativas de la institución policial. 

Durante el 2020 se implementó un trabajo conjunto entre personal de la UEAR y de la Unidad Especial de Policía Ecológica (UEPE) consistente en patrullaje fluviales por todo el Río Bermejo a fin de evitar el ingreso irregular de personas, secuestrándose pequeñas embarcaciones a lo largo de dicho trayecto.

 

Incendios

Uno de los puntos más llamativos y trascendentes que tuvo el año 2020 fue la gran cantidad de incendios de pastizales que se produjeron tanto en esta ciudad como en el interior de la provincia, donde efectivos del Cuerpo de Bomberos tuvieron una marcada presencia en todos ellos, con un trabajo coordinado y articulado a fin de evitar que ese mal cauce o produzca otro mayor e inminente.

El clima de la zona, altas temperaturas, los fuertes vientos, son causas para la propagación descontrolada de los incendios de pastizales, dentro y fuera del ejido municipal, sectores periféricos de la ciudad y zonas rurales de nuestra provincia, como así también muchas veces la imprudencia de las personas que lo provocan.

Por otra parte, el humo provocado por incendios de pastizales a la vera de la ruta, constituye un peligro constante ya que reduce al máximo la visibilidad de los conductores, condición fundamental para tener seguridad al momento de circular.

Estas situaciones, ponen en riesgo bienes materiales, el medio ambiente, animales, como así la integridad física de las personas.

En ese sentido personal del Cuartel Central del Cuerpo de Bomberos y sus destacamentos, durante el año 2020 intervinieron en un total de 2.469 incendios en toda la provincia, correspondiendo 2132 incendios de pastizales (833 en capital y 1299 en el interior), 245 incendios de viviendas, 76 en vehículos, 14 en comercios y 2 en establecimientos educativos.

En tanto que en el año 2019 intervinieron en 1257 incendios en toda la provincia, correspondiendo a ello 937 incendios de pastizales (564 en capital y 373 en el interior), 190 incendios de viviendas, 114 en vehículos, 13 en comercios y 3 en establecimientos educativos.