“Sin compromiso social, controlar la propagación del COVID-19 será más difícil”, advierten

Debido al brote de contagios de coronavirus en Ingeniero Juárez que determinó el bloqueo sanitario del Departamento Matacos, el personal del Hospital Interdistrital Nº 2 de Las Lomitas continúa realizando hisopados para la detección de eventuales casos de COVID-19 en la comunidad.

Así lo precisaron a AGENFOR la doctora Rosa Pitman y el doctor Javier Trachta, directora y director adjunto del centro de salud, respectivamente.

En ese sentido, indicaron que para estas acciones “necesitamos que la gente que haya estado en Juárez se traslade al hospital o llame al 107, de ser posible, para que los equipos de salud puedan concurrir a hacer el testeo y así cuidar de esa manera a la población”.

No obstante, aclararon que tras el hisopado, las personas “tienen que igualmente cumplir con el aislamiento de 14 días”, ya que en ese período pueden llegar a manifestar el virus, según los protocolos sanitarios vigentes.

Por ello, subrayaron que lo importante es “el aislamiento preventivo”, lo cual significa “quedarse en casa y no tener contacto con nadie que venga de afuera”.

En ese contexto, Pitman pidió a la comunidad lomitense “tener conciencia social y tratar de ser responsables”, advirtiendo que si no se cuenta con ello “por más esfuerzo que se haga desde el Gobierno, el sistema de salud y el de seguridad no vamos a poder contra esta enfermedad que es altamente contagiosa”.

Añadió Trachta que “sin compromiso social, controlar la propagación del virus será más difícil”.

CAS Nº 2

Por otro lado, se refirieron al Centro de Atención Sanitario COVID-19 N° 2, que funciona en el exhospital Piloto local, el cual cuenta con una capacidad para albergar a 30 personas, en aquellos casos positivos asintomáticos, de los Distritos Sanitarios 1 y 2, que abarcan los Departamentos de Ramón Lista, Matacos, Bermejo y Patiño, donde actualmente ya hay pacientes internados.

Al respecto, explicaron a esta Agencia que esta decisión se adoptó teniendo en cuenta que “es una manera de no tener un desarraigo tan grande considerando que más del 80% de los pacientes COVID positivos evolucionan de manera asintomática”, que significa que sólo requieren del aislamiento preventivo, “lo que evita el riesgo del virus en la comunidad”.

A la vez, “les da tranquilidad a la población de que estos pacientes estarán cuidados exclusivamente por un equipo de enfermería asignado para las atenciones y controles diarios”.

Finalmente, los médicos reiteraron la importancia de informarse por medios oficiales y fidedignos, no a través de redes sociales “donde circula mucha información falsa, que es muy dañina”.