Unos 80 paseros agredieron a efectivos de la Policía en Puerto Pilcomayo; hay detenidos, secuestros y seis policías lesionados

Tras detectar la presencia de unos 15 vehículos, como así 80 personas que mantenían contacto estrecho entre argentinos y paraguayos a la vera del río, éstos atacaron a los policías con elementos contundentes, fuegos artificiales y bombas de fabricación cacera (molotov). 

Como consecuencia varios escudos y una motocicleta resultaron dañados, como así seis efectivos lesionados. Hay dos detenidos, se secuestró  vehículos y se realizaron varios allanamientos.   

El trabajo planificado y organizado de la Policía de la Provincia de Formosa en las zonas de frontera, a la vera del Río Paraguay y Pilcomayo en la ciudad de Clorinda, no sólo se enfoca en reforzar los controles para evitar el ingreso de personas de manera irregular por pasos clandestinos en estos tiempos de pandemia, sino que también está destinado a intervenir en cualquier otra situación que suceda en la zona para hacer cesar el delito, contravención o Infracción al Código Aduanero, para luego dar intervención a las autoridades que correspondan.

Todas las medidas, despliegues y operativos de cuidado y protección que realiza la fuerza provincial, tienen como único objetivo resguardar la vida, la salud y el status sanitario de la comunidad formoseña, conforme las políticas públicas de seguridad y sanitarias dispuestas por el Estado, a través del Consejo de Atención Integral de la Emergencia Covid-19.

En ese sentido, el martes último alrededor de las 21 horas, integrantes del Destacamento Rápido (DDR) que se encontraban apostados sobre la Ruta Nacional N° 11, en sector conocido como Garcette Cué, en un móvil acompañados de otros tres efectivos de la sección motorizada, observaron que un camión circulaba por la ruta con las luces apagadas, únicamente tenía una luz trasera encendida.

La situación llamo la atención de los policías e iniciaron un sigiloso seguimiento, cuyo rodado ingreso hacia Puerto Pilcomayo. Entre el kilómetro 10 y 11   ingresó a la izquierda con dirección hacia el río. Allí observaron unos 12 a 15 vehículos cargados con mercaderías varias, entre ellos camionetas y camión 350, utilitarios, debiendo solicitar apoyo.

También se pudo apreciar que varias personas en lanchas y canoas de gran tamaño, hacían pasar mercaderías de nuestro país hacia la República del Paraguay, sin respetar las medidas sanitarias vigentes con relación al distanciamiento y utilización de barbijo, cuyas personas atacaron a los uniformados arrojando todo tipo de elementos contundentes (escombros, ladrillos, bolitas con gomeras, palos), otros arrojaron fuegos artificiales y bombas de fabricación cacera (molotov). 

Como consecuencia del enfrentamiento varios escudos y una motocicleta resultaron dañados, debiendo efectuar disparos con escopeta provistas con postas de goma. Seis efectivos sufrieron lesiones en distintas partes del cuerpo. Se interceptó a un Fiat Fiorino y un Volkswagen Gol Country; este último cargado con 140 paquetes de picadillo. Se procedió a la aprehensión de los dos conductores de 36 y 50 años, como así al secuestro de los rodados y la mercadería.

Con la llegada de más efectivos del DDR, cada vez se sumaban más personas para agredir a los uniformados, muchos vecinos del lugar, en tanto otros descendían de las embarcaciones procedentes del vecino país. 

Al cabo de unas horas, los agresores se dieron a la fuga, amparados por la oscuridad reinante en la zona. En el lugar, efectivos de COSIV realizaron las diligencias procesales, con la colaboración del personal de la Gendarmería Nacional Argentina.

El procedimiento se informó al Juzgado de Instrucción y Correccional N° 2 a cargo de la Dra. Gladis Zunilda Gaona, Secretaria del Juzgado de Instrucción de Feria, Dra. Josefina Alcira Pérez y Fiscal de Turno Dra. Gómez Mello, quienes alrededor del mediodía estuvieron al frente de varios allanamientos junto a un grupo importante de efectivos dependientes de la Unidad Regional Tres, Destacamento Desplazamiento Rápido, colaborando además el personal de la Gendarmería Nacional. 

Las diligencias se concretaron a la altura de los kilómetros 9 10 y 11 hacia puerto Pilcomayo permitiendo el secuestro de dos camiones, un automóvil y la detención de un hombre. 

Detenidos y secuestros fueron trasladados a COSIV, donde se notificaron situación legal y quedaron alojados en celdas de esa unidad operativa a disposición de la justicia.