José Mayans: «Para el niño no deseado, la pena de muerte»

El jefe del bloque oficialista, José Mayans, dijo que debe modificarse la Constitución para aprobar el aborto
El jefe del bloque oficialista, José Mayans, dijo que debe modificarse la Constitución para aprobar el aborto
«Para el niño deseado, todo; para el niño no deseado, la pena de muerte». Con esas palabras, el jefe del bloque de senadores del Frente de Todos, José Mayans, resumió lo que, para él, es el espíritu detrás de la ley del aborto, la cual se aprobó minutos después de su discurso con 38 votos a favor, 29 en contra, 1 abstención y 3 ausentes.
El último orador en exponer en la sesión del Senado justificó su rechazo al proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo argumentando que la Constitución prohíbe el aborto y que, para aprobarlo, es necesario modificar la Carta Magna de la Nación.
Aborto: el Senado sancionó la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo por una amplia diferencia
«La vida se inicia a partir de la concepción y se es niño hasta los 18, así dice la Convención de los Derechos del Niño que la Argentina adopta. El Código Civil habla de que la vida es a partir de la concepción. Y hay trece provincias argentinas que, basados en estos tratados internacionales, tienen la defensa de la vida desde su concepción», recordó.
Además, Mayans indicó que «los tratados internacionales son leyes supremas de la Nación Argentina», y entonces afirmó: «Cambien la Constitución, cambien los tratados internacionales y a partir de ahí empezamos».
«El presidente está obligado a cumplir con la Constitución. La decadencia de un Estado es cuando ni el presidente, ni los legisladores ni el Poder Judicial respetan la Constitución y le hacen decir lo que no dice», agregó.
En ese sentido, afirmó que si el Poder Ejecutivo, durante la reglamentación de la ley, modifica algún artículo, como anticipó la senadora oficialista Norma Durango, «es una inconstitucionalidad porque por vía reglamentaria no se puede alterar la ley».
Finalmente, Mayans indicó que el aborto «es la causal de muerte número 74 en la Nación» y remató: «El sistema de salud de las provincias tienen otras prioridades por las cuales se mueren más mujeres».