Fuerte presión de camioneros para que se despeje la ruta en los accesos a Clorinda

Una tensa vigilia, especialmente en horas de la noche, viven los vecinos de Clorinda que se autoconvocaron a través de redes sociales para pedir al Consejo del COVID-19, el levantamiento del bloqueo sanitario impuesto a la segunda ciudad desde hace más de 100 días.

La tercera noche, la del viernes, fue quizás la más complicada, cuando en la zona de la RN 11, a la altura del ACA donde se instaló el piquete, unos 20 camioneros, avanzaron hacia los manifestantes para pedirles que los dejen pasar, ya que la espera se tornaba insostenible, “sin comida, agua, sanitario ni posibilidad de higienizarnos”, dijeron a viva voz. La situación se tornó límite cuando los choferes procedieron a retirar los neumáticos que obstaculizaban el paso sobre la cinta asfáltica, y un inminente enfrentamiento fue impedido por efectivos de Gendarmería Nacional que se colocaron en medio, cuando manifestantes y camioneros ya se encontraban cara a cara.

Cada tanto, se producen estas reacciones por parte de los camioneros y particulares que quedan varados en los dos accesos a Clorinda, producto de los piquetes sobre las rutas nacionales 11 y 86. La calma suele reinstalarse cuando los manifestantes habilitan el paso de un número determinado de camiones, para tratar precisamente de descomprimir los accesos a la segunda ciudad.