La Policía detectó el ingreso de cinco extranjeros por pasos clandestinos y el secuestro de mercaderías

Un hombre y cuatro mujeres ingresaron por pasos clandestinos a Clorinda desde Paraguay a realizar compras, trasladados por un clorindense en un vehículo; en tanto dos jóvenes compartieron tereré con un paraguayo que cruzó el río y regresó a su país. 

También se desarmó un puente precario y se secuestró mercaderías abandonadas por estibadores. En todos los casos, se activó el Protocolo Sanitario vigente.   

El trabajo planificado y organizado de la Policía de la Provincia de Formosa en las zonas de frontera, a la vera del Río Paraguay y Pilcomayo en la ciudad de Clorinda, no sólo se enfoca en reforzar los controles para evitar el ingreso de personas de manera irregular por pasos clandestinos en estos tiempos de pandemia, sino que también está destinado a intervenir en cualquier otra situación que suceda en la zona para hacer cesar el delito, contravención o Infracción al Código Aduanero, dándose intervención a las autoridades que correspondan.

Todas las medidas, despliegues, controles, operativos de cuidado y protección que realiza la fuerza provincial, tienen como único objetivo resguardar la vida, la salud y el status sanitario de la comunidad formoseña, conforme las políticas públicas de seguridad y sanitarias dispuestas por el Estado, en consonancia con el Ministerio de Gobierno, Justicia, Seguridad y Trabajo, a través del Consejo de Atención Integral de la Emergencia Covid-19.

A las 8:40 horas del martes último, durante recorridas realizadas en la zona del barrio Bolsón Grande de la ciudad de Clorinda, los policías detectaron una canoa procedente de la República del Paraguay con varias personas que se encontraban en la costa Argentina, con claras intenciones de descender.

Al advertir la presencia del personal del Destacamento de Desplazamiento Rápido (DDR), quedó en tierra un hombre de avanzada edad, en tanto la embarcación regresó a la costa extranjera. Al ser identificado, se trataba de un hombre de 81 años con domicilio en esa localidad

Alrededor de las 9 horas de la mañana, idéntico procedimiento se realizó con una mujer de 69 años de nacionalidad paraguaya, que ingresó por pasos clandestinos sin tener domicilio en Clorinda, en inmediaciones al sitio donde se encontraba la embarcación. 

El tercer procedimiento se realizó a las 9:30 horas en el barrio Bolsón Grande, donde los policías también detectaron que sobre el cauce del Río Pilcomayo se construyó un puente precario, utilizado para el cruce de personas de un lado a otro de la frontera, que fue desarmado, retirándose las maderas y tarimas del sector.

El cuarto hecho se registró a las 11 de la mañana de este martes,  cuando otro grupo del DDR recorría el sector de barrera del barrio Porteño Norte y al llegar al “Paso Emanuel”, observaron que tres hombres se encontraban compartiendo tereré.

Al llegar los uniformados de la sección motorizado, uno de ellos se dio a la fuga, tomó una canoa y pasa hacia la costa de la hermana República del Paraguay; quedando dos hombres de 27 años con domicilio en ese barrio de Clorinda, procediéndose conforme protocolo. 

El quinto hecho ocurrió a las 12:30 horas, cuando el personal del DDR realizaba recorrida por el sector de barrera en la prolongación de la avenida Marana, en cercanías al Kilómetro 1, donde observaron el desplazamiento de un automóvil Volkswagen Gol rojo, que al advertir la presencia del móvil policial, giró y se dio a la fuga a una velocidad no permitida.

Se realizó el seguimiento del vehículo con suma precaución, interceptándolo en calle Libertad y Sor Clotilde. Allí se hizo descender a los ocupantes del vehículo, tres mujeres y un hombre.

Con la colaboración de personal femenino de la fuerza, testigos y elementos de bioseguridad, se le realizó el cacheo preventivo a todos, para luego identificarlos, tratándose de tres mujeres oriundas del Paraguay que ingresaron por pasos clandestinos a realizar compras y el hombre con domicilio en Clorinda que hacía de remisero.

El sexto y último procedimiento se realizó a las 17:30 horas del martes último, durante recorridas por el kilómetro 1 ½ de la Clorinda.

Allí observaron que varios estibadores hacían pasar mercaderías de un lado a otro de la frontera y al notar la presencia de los auxiliares de la justicia, cruzaron hacia el Paraguay, abandonando una parte en la costa del río Pilcomayo -lado argentino. 

Con la presencia del personal de COSIV y testigos por razones de seguridad, se trasladó todo a la Comisaría, donde se verificó el contenido, encontrándose con prendas de vestir entre musculosas, camisas y blusas para dama, dos cajas de Jabón, 6 cajas de suavizante, 12 cajas de vino de seis botellas cada caja y un pack de desodorante de 12 unidades, iniciándose la causa con intervención de la justicia. 

En todos los casos, se activó el Protocolo Sanitario vigente en la provincia, ante los ingresos por pasos clandestinos o contactos estrechos con paraguayos; contándose además con la estrecha colaboración del personal de las unidades operativas dependientes de la Unidad Regional Tres Clorinda.