El municipio clorindense encaró controles a los bares para cumplimiento de protocolos

La actividad se inició bien temprano para verificar entre otras cosas la señalización con cartelería de los detalles sanitarios, la distancia entre mesas y la capacidad de cada una como así también los utensilios a utilizar y por supuesto la cuestión de planillas que se deben rellenar con las personas que se hacen presentes y el uso y control de los controladores de temperatura.

Se trata de un trabajo que busca que los propietarios desde su posición colaboren y hagan que las cosas se desarrollen sin inconvenientes respetando las recomendaciones existentes dentro del protocolo de atención, tras tanto tiempo están volviendo a trabajar y no sería bueno dar marcha atrás por algunos que puedan incumplir las normas, y de detectarse irregularidades se procederá a la clausura del comercio, expresaba un funcionario presente en esta verificación.

Este último fin de semana nuevamente fue muy positivo para el sector de bares y gastronómicos que en Clorinda es el segundo fin de semana que pueden trabajar, el primero casualmente fue un fin de semana largo y afortunadamente se está reactivando este rubro que era uno de los más afectados por el párate.