La Policía ya intervino 27 veces en los últimos días para impedir cruces irregulares desde y hacia Paraguay

Tras la fiesta clandestina intervenida el domingo a la madrugada, que derivó en 72 personas demoradas e hisopadas, el jefe de la Unidad Regional 3 de la Policía de la provincia, Mario González, instó a que cada persona haga su parte para la seguridad social y sanitaria, al considerarlas “una construcción colectiva”.

En declaraciones a La Mañana, mencionó la necesidad de que “cada individuo de la sociedad, y en particular de todas las instituciones, aporte su ayuda y refuerce la conciencia sanitaria”, en una ciudad con un bloqueo sanitario vigente y reiterados hechos de cruces irregulares desde y hacia el Paraguay.

Estos cruces son el principal problema, que requieren de un accionar diario por parte de los efectivos, porque todos los días hay gente que quiere traspasar la frontera por el intercambio comercial con el Paraguay: “Por el cambio, actualmente a las personas del país vecino les conviene venir a comprar a la Argentina. Ese es el problema, porque vienen y tienen que llevar el producto y ahí se da ese contacto”, comentó.

La fuerza ya lleva realizadas 27 intervenciones ante hechos como este en los últimos días; pero con las últimas lluvias, estas infracciones se redujeron a 10.

 

 

Cuidados

 

 

Puertas adentro de la Policía, dijo que constantemente se está concientizando al personal que trabaja sobre las medidas sanitarias, ya que permanentemente se generan situaciones de personas que trasgreden las normas de cuidado; y en este sentido, valoró que dentro de su unidad no se hayan presentado contagios.

“Estamos en la barrera y constantemente en ese tipo de hechos, pero no hubo casos positivos gracias al trabajo y a los elementos de bioseguridad que nos proveen desde la Jefatura de la Policía, que viene del Gobierno provincial, además de la capacitación”, detalló.