Dos gendarmes resultaron involucrados en una causa por Infracción al artículo 205 del CPA y violación de los deberes de funcionario público

Dos efectivos de Gendarmería Nacional en el ejercicio de sus funciones, observaron cuando unas 30 personas, cruzaban mercaderías por un paso clandestino desde Clorinda al Paraguay, ante la infracción al Código Aduanero, los funcionarios hicieron caso omiso sin cesar esa situación, pese a encontrarse uniformados y de guardia en un puesto ubicado a metros. Ambos funcionarios están detenidos en el Escuadrón N° 16 de GN. 

El trabajo planificado y organizado de la Policía de la Provincia de Formosa en las zonas de frontera, a la vera del Río Paraguay y Pilcomayo en la ciudad de Clorinda, no sólo se enfoca en reforzar los controles para evitar el ingreso de personas de manera irregular por pasos clandestinos en estos tiempos de pandemia, sino que también está destinado a intervenir en cualquier otra situación que suceda en la zona para hacer cesar el delito, contravención o Infracción al Código Aduanero, para luego dar intervención a las autoridades que correspondan. 

Todas las medidas, despliegues y operativos de cuidado y protección que realiza la fuerza provincial, tienen como único objetivo resguardar la vida, la salud y el status sanitario de la comunidad formoseña, conforme las políticas públicas de seguridad y sanitarias dispuestas por el Estado, en consonancia con el Ministerio de Gobierno, Justicia, Seguridad y Trabajo, a través del Consejo de Atención Integral de la Emergencia Covid-19. 

En ese sentido, durante la madrugada del jueves último, circunstancias que efectivos del Destacamento de Desplazamiento Rápido (DDR) recorrían el sector barrera entre calle Manuel Estrada y Avenida Roque Sáenz Peña del barrio Itati, observaron unas 30 personas estivando mercaderías hacia la República del Paraguay, estos al notar la presencia policial, se dieron a la fuga por un paso no habilitado, ingresando al vecino país la mayoría de ellos y unos pocos en una casa ubicada a metros del sitio.   

En ese momento se pudo observar que a los pocos metros había un puesto de control de Gendarmería con dos efectivos uniformados (un hombre y una mujer) en dicho lugar, situación por la cual el oficial de la fuerza provincial se aproximó junto a ellos consultándoles el motivo por el cual, no habían hecho cesar la actividad de esas personas que se encontraban trasladando mercaderías de un lado a otro por pasos no habilitados y pese a haber observado lo sucedido, restaron importancia negándose además a brindar sus datos, aduciendo “Que no tienen por qué identificarse o en todo caso, deberían hablar con un superior”.

El procedimiento no concluyó ahí ya que alrededor de las 10 de la mañana de este jueves, efectivos del Destacamento El Porteño, establecieron la identidad de estos dos gendarmes, tratándose de un Sargento Primero, de 47 años y una gendarme de 25, a quienes les notificaron de su situación legal, por encontrarse ambos imputados en una causa Judicial por Infracción al Artículo 205 concordante con el DNU PEN e Incumplimiento de los Deberes del Funcionario Público, permaneciendo ambos detenidos en el Escuadrón de Gendarmería Nacional N° 16-Clorinda.  

Asimismo, minutos después del mediodía, se realizó un allanamiento en un inmueble ubicado en calle La Rioja casi Roque Sáenz Peña del barrio Itati de la ciudad de Clorinda, dicho mandato judicial fue realizado de manera conjunta, con efectivos del Destacamento El Porteño, DDR (Destacamento Desplazamiento Rápido), Delegación Drogas Peligrosas, Policía Científica, del Comando Radioeléctrico de Clorinda y del Cuerpo de Bomberos, donde secuestraron un colectivo involucrado, el cual se encontraba totalmente vacío y también detuvieron al propietario del mismo, permaneciendo todo a disposición del Juzgado de Instrucción y Correccional N° 1 de la Segunda Circunscripción Judicial.