Laguna Naineck: Tuvo que llevar en la moto a su mujer con trabajo de parto. El bebé falleció

Silvio Paredes es de Laguna Naineck, el fin de semana su esposa entró en trabajo de parto y desde el Hospital, que en realidad es una sala, le dijeron que no podían ir con la ambulancia a buscarla y que llegara como pudiera.

No tuvo más remedio que llevarla en la moto: “Mi señora estaba embarazada, le llamé a la ambulancia de Laguna Naineck y me dijeron que no iban a venir. Hice cuatro o cinco intentos, no me hicieron caso. Me dijo el enfermero que yo la llevara como pudiera y no me quedó otra que llevarla en la moto.

Vivo en Villa Lucero como a 5 kilómetros de Laguna Naineck. No me preguntaron si el camino estaba feo o si tenía medios para llegar. “La tenés que traer acá a tu señora y después la derivamos a Laguna Blanca”.

En Naineck le revisaron la presión, dijeron que estaba todo bien y la derivaron a Laguna Blanca. “Llegó mal mi señora y sin latidos mi bebé. En Naineck el bebé estaba vivo” afirmó.

Ahí le dijeron que: “Si o si tenés que derivarla a Laguna Blanca, solamente hay un enfermero. Antes era un hospital ahora es una salita. A veces vienen médicos a la mañana pero los domingos no viene nadie”.

Agregó que: “A mi esposa la acompañó mi suegra, cuando yo llegué a mi casa me llamaron y me dijeron que el bebé estaba muerto que ya no había más que hacer. Después la derivaron a Formosa ¿Por qué derivaron a mi mujer a Formosa? Esto hicieron para sacarse de encima el problema, yo digo que si la operaban o le hacían la cesárea de una, capaz mi bebe se salvaba”.

Dijo que el embarazo fue normal, que fueron a todos los controles. Dos veces le hicieron la ecografía pero nunca le dijeron cuantos meses tenía el bebé. Una partera le recomendó que haga otra ecografía pero en Laguna Blanca siempre nos dijeron que la máquina de ecografía estaba descompuesta.

Paredes explicó que: “El director no se hizo responsable, dijo que no estaba en el momento que llegó mi esposa. Pregunté por él y los empleados me dijeron que no estaba. Fui al otro día y me atendieron, le pregunté porque no le hicieron la ecografía, a mucha gente le hicieron así, venían de parajes lejanos. Pero otros me dijeron que si andaba el ecógrafo pero supuestamente no tenía personal que maneje la máquina. Hay un ginecólogo de apellido Fiore quien sería el primo del gobernador Insfrán y que no atiende nunca pero es personal del Hospital de Laguna Blanca. “Esta cuando se le canta el c… y maltrata a la gente” cerró.

Finalmente dijo que irá hasta las últimas consecuencias porque no quiere que esto quede en la nada. “Que no le pase más a nadie, hay muchos embarazos acá en la región”.