Admirable lucha de comunidades ribereñas por la recuperación del cauce del río Pilcomayo

Actualmente, se gestiona ante la Entidad Binacional Yacyretá la realización de un trabajo de relevamiento topográfico de la zona de influencia del río, a lo largo de 25 km, para determinar las características del terreno a fin de encarar posteriormente las acciones que permitan reencausar las aguas a su vertiente natural, bajando hacia los kilómetros y la confluencia
Doña Graciela Alfonzo se erigió desde hace unos años como la referente de las comunidades ribereñas de Clorinda, Nanawa y Beterette Cué por la recuperación del cauce del río Pilcomayo, seco en el tramo del Reventón aguas arriba e imposible de navegar o pescar por los camalotales en los tramos de los kilómetros de acceso a Puerto Pilcomayo, hacia su confluencia con el río Paraguay.
Se trata de las comisiones “Reto Río Pilcomayo” y “Juventud Pastoral Social Diocesana de Benjamín Aceval”, cuyos miembros, más todas las comunidades ribereñas, acompañaron desde los inicios todas las gestiones para recuperar el cauce del río, tan necesario para los lugareños por lo que representa para el riego de tierras fértiles, agua para los pequeños tambos, la pesca y la navegabilidad de este curso hídrico internacional.
Las acciones encabezadas por Alfonzo permitieron llegar a los más altos niveles, como las comisiones del río Pilcomayo entre Paraguay y Argentina, además de Bolivia en su naciente.
Las gestiones pasaron por ambas cancillerías, el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones del Paraguay, así como también de la Municipalidad de Clorinda, que también colaboró con logística para concretar la venida de una máquina excavadora anfibia. El trabajo de limpieza del cauce realizada con esta maquinaria, sin embargo no fue suficiente como para que las aguas volvieran a escurrir desde la zona del Guarapo hasta la confluencia con el río Paraguay.
Posteriormente, se recurrió de nuevo a la colaboración del Municipio de Clorinda. En esta ocasión, afectó una excavadora de largo alcance para comenzar a retirar los sedimentos que había formado un espeso colchón que sirvió de tapón al río, desviando totalmente las aguas hacia el río Negro, límite con el Paraguay desde el Reventón.
Relevamiento topográfico
Actualmente, la Comisión “Reto Río Pilcomayo” gestiona ante la Entidad Binacional Yacyretá la realización de un trabajo de relevamiento topográfico de la zona de influencia del río para determinar las características del terreno, a fin de encarar posteriormente las acciones que permitan reencausar las aguas a su vertiente natural, bajando hacia los kilómetros y la confluencia.
El trabajo consistiría básicamente en un relevamiento del cauce existente del río cada 50 metros y la colocación de la referencia del nivel cada mil metros, incluyendo movilidad, equipos topográficos y ayudantes, con un GPS topográfico como equipo a utilizarse durante el relevamiento.