Enargas celebró la reactivación del gasoducto del nordeste argentino

El Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) “celebró y elogió” la reactivación de las obras del gasoducto del Noreste Argentino (GNEA), y garantizó que cumplirá con su función de establecer tarifas justas, razonables, accesibles y asequibles para los nuevos usuarios.

Un destacado medio gráfico nacional, consigna que la decisión de reanudar la obra fue informada en los primeros días de junio, tras la visita que el presidente Alberto Fernández realizó a  Formosa el 28 de mayo pasado en coincidencia con un nuevo aniversario  de la firma del Acta de Reparación Histórica entre el entonces presidente Néstor Kirchner y el gobernador Gildo Insfrán.

La nota refiere que recientemente la empresa Integración Energética (Ieasa) decidió retomar las obras del Gasoducto del Noreste Argentino, al levantar la suspensión que recaía sobre el proyecto desde 2018, lo que permitirá culminar la iniciativa que beneficiará a 378.000 hogares de esa región del país.

Tras ese anuncio de la ex Enarsa, el ente regulador expresó hoy mediante un comunicado que “celebra y elogia la reactivación del GNEA, comunicando a la ciudadanía que ejercerá, coordinadamente y siempre en el ámbito de su competencia, todas aquellas acciones de carácter técnico y regulatorio que contribuyan con esta trascendental decisión”.

Una vez que el GNEA se encuentre en condiciones de brindar el servicio para el que fue creado, el Enargas “cumplirá con su función de establecer tarifas justas, razonables, accesibles y asequibles”.

“En este sentido, habilitará los mecanismos necesarios para la participación ciudadana (Audiencias) y garantizará el cumplimiento de los principios de transparencia, acceso no discriminatorio e igualdad de los oferentes respecto de la capacidad de transporte disponible”, expresó el organismo que se encuentra bajo la intervención de Federico Bernal.

El GNEA es el único gasoducto de transporte de gas natural diseñado y construido por el Estado argentino luego de que este servicio público fuera privatizado en el año 1992, y como tal fue declarado de Interés Público Nacional mediante el Decreto 267 del 2007.

Con casi 1.500 km de longitud solo en su sección troncal de 24″ de diámetro, representa “un estratégico proyecto de infraestructura energética llevado adelante por la empresa Enarsa para el abastecimiento con gas natural a cientos de miles de usuarios y usuarias de la región noreste de nuestro país, debiendo agregarse los segmentos comerciales e industriales de la misma zona”.

El ente entendió que el proyecto fue “injustificadamente suspendido por la administración anterior”, por lo que se retoma una obra “fundamental para llegar con el servicio público de gas natural a todos los argentinos, abriendo la puerta a futuras exportaciones hacia los países vecinos y brindando una contundente señal al sector del upstream”.

A partir del anuncio, la empresa Ieasa, presidida desde marzo por Andrés Cirnigliaro, tiene como primer paso iniciar conversaciones con las contratistas que habían sido originalmente adjudicatarias de las obras par buscar destrabar la continuidad de los trabajos. En caso de no poder llegarse a un acuerdo, la empresa deberá iniciar un nuevo proceso de licitación.