Detienen a dos hombres que quisieron cruzar la frontera irregularmente

Gendarmes detuvieron en la ciudad de Clorinda a dos hombres que quisieron ingresar a la provincia desde Paraguay por pasos no habilitados, los que luego fueron entregados a las autoridades sanitarias y sometidos al programa de aislamiento por la pandemia de coronavirus.

El procedimiento fue realizado el jueves a la noche sobre la barrera de contención contra las inundaciones, cuando efectivos del Escuadrón 16 de Clorinda estaban haciendo patrullajes de prevención contra actividades vinculadas al contrabando y el ingreso de personas por corredores clandestinos.

En esas circunstancias vieron cuando dos hombres, ambos de nacionalidad argentina, intentaban entrar a Clorinda procedentes de Paraguay por un paso no habilitado. Los gendarmes corrieron y rodearon a los infractores, y cumpliendo todas las medidas de seguridad sanitaria detuvieron a los dos sujetos.

Luego fueron puestos a disposición de las autoridades sanitarias de la provincia y llevados a un centro de aislamiento, conforme el protocolo vigente por la pandemia derivada del coronavirus.

Puentes ilegales

Al mismo tiempo, otro grupo de gendarmes encontró cinco puentes clandestinos construidos en la frontera entre Clorinda y la República del Paraguay, con la finalidad de permitir la circulación de mercaderías y de personas, desde y hacia el país vecino.

Estos puentes estaban distribuidos en distintos sectores del cauce del río Pilcomayo: barrio Porteño Sur, el paso no habilitado conocido como “Yagua Cholo” y las calles Sáenz Peña, San VicenteSan Juan y Mendoza a lo largo de la barrera contra las inundaciones.

El jefe de la Agrupación VI Formosa, comandante mayor Enzo Martín Duarte, dijo a La Mañana que en las últimas semanas se intensificaron los controles en todas las jurisdicciones de los distintos escuadrones y rutas nacionales.

Dijo que acorde a lo emanado desde el Poder Ejecutivo nacional a través de un DNU, se ha ampliado la emergencia pública en materia sanitaria en todo el territorio nacional por la pandemia del COVID-19, razón por la cual y para evitar la propagación del virus, se dispuso restringir el paso de personas y mercaderías por la pasarela de la fraternidad, que une las ciudades de Clorinda y Nanawa.

En este contexto, algunos ciudadanos tanto argentinos como paraguayos utilizan puentes clandestinos para cruzar la frontera o transportar mercaderías desde y hacia ambos países en forma ilegal. A la fecha, Gendarmería Nacional lleva levantados un total de 149 puentes no habilitados. En todos los casos interviene el Juzgado Federal de Formosa.