Expreso Formosa no suspenderá su servicio de recepción de mercaderías en el puesto de Mansilla

Guillermo Santos, gerente de Expreso Formosa, aclaró en el aire de La Mañana en Vivo que su empresa no suspenderá el servicio de recepción de mercaderías a través del control de Masilla. Se refirió al problema que surgió este fin de semana con transportistas extra provinciales en el puesto de Rentas. Y explicó cuáles son las nuevas medidas que aplicó el organismo nacional para la supervisión de carga que entra a Formosa.

Entre el domingo y el lunes una gran cantidad de camiones extraprovinciales que trasportaban mercaderías hacia Formosa quedaron varados por muchas horas sobre la Ruta Nacional 11, en el control compartido entre la Policía y Rentas en la localidad de Mansilla.

Las nuevas disposiciones de la DNR para la inspección de carga provocaron enojos y reclamos de choferes que no se pudieron bajar de sus camiones por las restricciones sanitarias. Hasta algunas empresas anticiparon que dejarían de operar en la recepción de mercaderías por el maltrato a los conductores que llegan hasta el límite provincial.

 

“El problema que se suscitó este fin de semana con el transporte de carga en Mansilla fue generado por las nuevas disposiciones de la Dirección Nacional de Rentas. De ahora en más, fijó un sistema de despacho que establece que toda mercadería que salga de otra provincia (Buenos Aires, Córdoba, Rosario) con destino a Formosa, tiene que venir acompañada de remito y factura de compra. A causa de eso los controles se intensificaron en los camiones, la inspección fue más exhaustiva por carga y unidades”, especificó el empresario.

 

Santos mencionó que su empresa de transporte en la provincia seguirá operando con el servicio de recepción pese a las nuevas disposiciones del organismo nacional en el control limítrofe de Mansilla.

 

“No estamos en contra de las inspecciones, lo único que nos oponemos es al trato que le dan a los choferes de camiones; que en muchos casos este fin de semana tuvieron que hacer sus necesidades en una botella porque no los dejaban bajar. Pasaron más de 24 horas arriba del transporte por los controles de Rentas y la Policía”, señaló.