“Estamos orgullosos de nuestro estado sanitario”, destacan médicos y profesionales de la salud

En una contundente defensa a las medidas adoptadas por la provincia de Formosa para enfrentar la pandemia, médicos y profesionales del sistema sanitario provincial enfatizaron que “entendemos que la salud es un derecho y un deber del que debemos ocuparnos todos”, al tiempo que subrayaron que “estamos orgullosos de nuestro estado sanitario”.

Al refutar una nota suscripta por un grupo minúsculo de colegas, expresaron que “definir la palabra libertad asociada a un carácter utilitario de la misma denota un desconocimiento o intencionalidad”, rechazando que “querer poner que no somos libres de trabajar también denota irresponsabilidad y falta a la verdad”.

“No conocemos ningún caso donde los médicos o el personal de salud se vio resentido en sus derechos”, manifestaron a través de un comunicado médicos como Nelson Gutiérrez, Enrique Servián, Bernardita Obs Prugel, Verónica Silvero, Juan Villamayor, Elio Jara, Daniel González, Liliana Occhipinti, Silvia Morinigo, Viviana Sagristani, Evelyn Verdún, Juan Martín Campana, Juan José Torres, Andrea Arce, Gilda Bodadilla, Juan Manuel Ríos, Rogelio Correa, Silvia Rojas, José Guillermo Benchetrit, Tamara Barón, Fabio Javier Díaz, Cinthya Natalia Amott, Alberto Andrés Areco Galeano, Alicia Liliana Peña, Claudia Valeria Venica, Alejandro Moisés Araos, Carmen Liliana Arce, José Alberto Villacorta, Néstor Osvaldo Ortman, Ángel José Alen y Juan Carlos Verón Viera.

Siguen las firmas con Sandra Rossoli, Carlos Urbina, Rubén Acosta, Ana Patricia García, Arturo Abraham Jaluf, Cristina Elizabet Córdoba, Jorge Andrés Herrera, Sofía Samudio Godoy, Gertrudis María Samudio, Elizabeth Enciso, Laura Bertuol, Rosario Coradini, Guillermo Barrientos, Elma Morinigo, Liliana Coronel, Nora Maciel, Patricia Cabral, Tomás Silvera, Francisco Gómez, Guillermo Padilla Tanco, Hugo Recalde, Rubén Bareiro, Rosa Ziganoswky, Gabriel Burman, Susana Slamic, Cira Gleria, Hugo Zurita, Valeria Gómez, Juan Gómez, Aída Ortega, Karina González, Daniel Figueroa, Susana Rojas, Omar Santa Cruz, Cristian Marín y Delia Drasich.

A ellos se suman los licenciados Nancy Núñez, Antonia Bogarin, Camilo Cabrera, Marta Llanos, Juan Contreras, Verónica Colman y Raúl Roa.

La salud como un todo

Remarcaron que “el error de entender que hay una salud preventiva denota desconocimiento o intencionalidad”, puesto que “nuestra Constitución Provincial en los artículos 80 y 81 establece la estrategia para alcanzar la salud de nuestro pueblo, que no es más ni menos que la estrategia de la atención primaria de la salud, que entre sus componentes están: promoción, prevención, atención y rehabilitación (Alma Ata 1978)”.

Por lo tanto, “los formoseños entendemos a la salud como un todo”, de manera que “nuestro sistema presenta la característica de complejidad creciente, desde el puesto sanitario hasta la alta complejidad, elementos todos que se han concebido dentro del Modelo Formoseño”.

En ese marco, rebatieron lo expuesto por sus colegas, quienes plantearon que “los jóvenes son parte de una población vulnerable a los accidentes y que la provincia no hace nada”, recalcando que ello “es faltar a la verdad”.

Pusieron de resalto que “Formosa es ejemplo en el cumplimiento del uso de cascos en los motociclistas, es así como se han disminuido dramáticamente los traumatismos craneoencefálicos en nuestra provincia”, recordando a su vez que “las medidas que disminuyen la morbimortalidad en jóvenes son el uso de cinturón de seguridad, cascos en motociclistas, el no consumo de alcohol o drogas ilícitas y el no uso de preservativos, que son las denominadas conductas de riesgo”.

Agregan que para cada uno de los riesgos anteriormente comentados la provincia tiene su programa integral. Un ejemplo de ello es el Instituto de Investigación, Asistencia y Prevención de las Adicciones (IAPA).

Aislamiento

Respecto de la crítica que se hace al aislamiento, los médicos y profesionales de la salud aseveran que el mismo “se sostiene solo por la evidencia abrumadora desde los resultados sanitarios”, recomendando a sus colegas que “repasen un poco la definición de brote y cómo tratarlo”.

“Sería muy bueno que como profesionales de la salud cuantifiquen lo que expresan, ya que los médicos basamos nuestras acciones en fundamentos científicos, como medicina basada en la evidencia, estudios randomizados o meta-análisis o análisis según GRADE y no en declamaciones”, afirman.

De igual modo, hacen notar que “Formosa no ha aumentado ni la mortalidad en general, ni los índices de suicidios, ni se han retrasados en sus diagnósticos”, señalando que “desde las obras sociales y el Ministerio de Desarrollo Humano todos los días derivamos pacientes a otras provincias para cumplir los tratamientos establecidos que no se pueden realizar en nuestra provincia; no podemos negar que son situaciones complejas, pero extremamos los esfuerzos para hacerlo”.

Asimismo, advierten que “entre los firmantes de la nota crítica hay médicos del sector público, trabajan en hospitales, centros de salud y en clínicas privadas, algunos como jefes”, con lo cual se preguntan “¿dónde está radicada la denuncia de tamaña violación a los derechos de los pacientes?  ¿En qué obra social se hizo el reclamo? ¿Intervinieron las autoridades de los hospitales o las clínicas? ¿O solo son preguntas para generar confusión, agrandar la grieta y sacar rédito político?”.

Finalmente, subrayan que “no vamos a entrar en cuestiones partidarias, ya que entendemos que la salud es un derecho y un deber del que debemos ocuparnos todos”, evidenciando que “la primera condición hipocrática de no dañar también tiene que ver con informar incorrectamente o faltando a la verdad”.

Por ello, “tenemos la necesidad de expresar la opinión mayoritaria de los médicos y del resto del equipo de salud, quienes estamos orgullosos de nuestro estado sanitario, ya que podemos trabajar en un total estado de libertad”, concluyeron.