OPERATIVO DE FRONTERA: La Policía sigue con las exhaustivas tareas preventivas en la zona ribereña de Clorinda 

La Policía demoró a dos personas que pretendían comercializar productos cárnicos con ciudadanos paraguayos, desarmó dos puentes clandestinos y cortó cuerdas que sujetaban canoas utilizadas para pasar al vecino país, violando las medidas sanitarias dispuestas en la provincia.

El lunes a las 6 horas, efectivos del Destacamento Desplazamiento Rápido (DDR) detectaron y desarmaron un puente precario en el barrio Bolsón Grande de la zona ribereña de Clorinda, utilizado para el paso ilegal de personas y mercaderías de manera ilegal.

Otra intervención se registró a las 11 horas del mismo día, cuando efectivos del Cuerpo Policía Montada y DDR desarmaron otro puente clandestino. 

Luego, alrededor las 13:30 horas, los efectivos que participaban del operativo en zona ribereña, interceptaron a dos personas en un automóvil Fiat Uno en zona de barrera y calle 12 de Octubre que se encontraba en actitud sospechosa.

Un hombre y una mujer expresaron abiertamente que se encontraban en la zona aguardando a ciudadanos paraguayos para comercializar cortes de carne vacuna que tenía en el vehículo, violando las medidas sanitarias dispuestas para el Consejo de Atención Integral de la Emergencia Covid-19.

Ante esa situación, fueron conducidos a COSIV donde se realizaron las diligencias procesales, con intervención de la justicia.

Por último, a las 14:35 horas el personal de la fuerza provincial encontró varias embarcaciones que se hallaban sujetas a cuerdas en la costa, las que son utilizadas para el traslado de mercaderías de manera ilegal, estableciéndose además en esas recorridas varios puntos donde suelen ocultarse mercaderías para hacerlas pasar al Paraguay.

Los férreos controles en resguardo de la vida de los formoseños, con el objetivo de mantener el status sanitario en todo el territorio provincial siguen firmes, con un alto compromiso con las políticas públicas sanitarias y de seguridad.