Más de 56 mil estudiantes de Formosa asisten a clases en forma semipresencial

Primero fue el turno de las escuelas ubicadas en zonas rurales, y desde fines de septiembre, volvieron las que se hallan en zonas urbanas. Se trata de un retorno progresivo, con turnos reducidos y protocolos COVID 19 adaptados a cada institución.

Desde fines de julio hasta mediados de octubre, Formosa sumó 56.272 estudiantes a las clases semipresenciales. Se trata de 758 unidades educativas del ámbito rural y 173 de las instaladas en zonas urbanas.

La Subsecretaria de Educación Analía Heizenreder, integrante del Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID19, explicó que cada mañana cuando se realiza la reunión del consejo, se evalúa cada localidad, y en caso de que alguna presente alguna situación de riesgo epidemiológico, “se vuelve atrás”.

En un contacto con Agenfor adelantó la funcionaria que esta semana retomarán las clases los estudiantes y docentes de Villa 213, Villafañe, Herradura, Tatané y sobre el final de la semana lo harán Laguna Yema, Ingeniero Juárez, Los Chiriguanos y Las Lomitas. Todos en el tramo obligatorio de educación: sala de cinco años (Inicial), primario y secundario.

Analia Heizenreder

El regreso supone una reunión de las autoridades educativas con las de cada localidad y los directores de la zona, donde se evacúan las dudas y se explica el protocolo estándar del Consejo COVID. Luego, cada escuela adapta el protocolo a su realidad educativa, pero siendo el uso del barbijo, lavado de manos frecuentes y la distancia social, reglas básicas y obligatorias.

Reconoció Heizenreder que “Hay una demanda muy alta de las familias que solicitan que sus hijos puedan volver a su escuela, para tener el apoyo docente, para enriquecerse de nuevo con los vínculos tan sanos que fomenta la escuela, el compañerismo, las normas, lo que estuvo en una meseta difícil, durante este año”.
Dijo además que las escuelas que ya volvieron con la semipresencialidad tuvieron buenas experiencias, porque liberan además a las familias de una tensión que había con las tareas escolares.

“Tenemos que reconocer el rol docente, que no se puede reemplazar o sustituir, es el que está preparado para dar actividades áulicas, se preparó y trabaja muy bien, aún en pandemia, y ahora lo hace en horarios reducidos” acotó.

Valoró además la funcionaria el trabajo que se realiza en cada localidad para la vuelta a clases semipresenciales, con fuerte presencia del municipio, policía y personal de Salud, además, por supuesto, de los docentes.