Desde la Dirección de Rentas se aclaró cómo fue el procedimiento realizado en Clorinda

Días atrás la ciudad de Clorinda fue epicentro de un incidente protagonizado por dos transportistas repletos de mercaderías sin documentación respaldatoria, la Policía de Formosa y la Dirección General de Rentas (DGR) de la provincia.
En este sentido, la Dra. María Florencia Escobar, subdirectora jurídica y jécnica de la DGR, brindó una conferencia de prensa en la que precisó que el organismo se encarga de velar por el cumplimiento de las normas fiscales y proteger al comercio legal.
“Queremos aclarar el procedimiento que la DGR llevó a cabo el día lunes en la ciudad de Clorinda. Todo lo que se realizó fue en el marco de un procedimiento que está reglado en la normativa fiscal, que es el Código Fiscal”, comenzó Escobar.
Asimismo, argumentó que en el marco de las tareas de control y verificación que realiza la Policía de Formosa en todo el territorio provincial, la fuerza constató la existencia de dos unidades de transportes de cargas con mercaderías que tenían un destino comercial; por lo que se les solicitó a los responsables de cada camión que exhiban la documentación respaldatoria de los bienes, quienes respondieron que no contaban en ese momento con las facturas.
En este contexto, la Policía insta a los implicados a concurrir a la Comisaría, a la vez que pide intervención a la DGR como organismo competente para verificar las documentaciones.
“Rentas concurre a la Comisaría y en el lugar se presentan dos personas que manifiestan ser los titulares de estos bienes, cada uno con una unidad de transporte y para acreditar esto, exhibieron como documentación numerosos tickets a consumidor final. Cuando Rentas verifica la validéz de esta documentación advierte que estos tickets no identificaban quién era el comprador, tampoco describía los productos ni la cantidad, lo que hizo que sea imposible constatar la titularidad de esos bienes con las personas que alegaban ser los dueños”, subrayó la funcionaria.
Como agravante, la subdirectora comentó que “una de estas personas no estaba inscripta en el impuesto a los Ingresos Brutos, lo cual genera una presunción, ya que si una persona adquiere mercaderías -en el volumen y cantidad que se adquirió- se presupone que es para la comercialización y no para uso personal”.
Asimismo, señaló que las personas implicadas cometieron dos “infracciones tributarias graves para la normativa fiscal”, la falta de documentación respaldatoria y además la falta de inscripción en el impuesto a los Ingresos Brutos por parte de uno de ellos.
Por lo que “esto ameritó que se dé inicio a un procedimiento de control, en la que una de las medidas preventivas que se toma en estos casos es el secuestro a objeto de poder iniciar el traslado de estas supuestas infracciones y que el fisco verifica a los infractores para que ellos se presenten, realicen su descargo y si logran acreditar que no hay infracción alguna la mercadería será restituida a quien acredite ser titular”.
“Caso contrario, la norma fiscal dice que se puede disponer al decomiso de las mercaderías las cuales se ponen a disposición del Ministerio de Economía Hacienda y Finanzas para satisfacer necesidades de bien público”, continuó.
Sobre el final, la ejecutiva puso en relieve el accionar de la Policía de Formosa, con quienes “trabajamos de manera conjunta, detectan que hay mercaderías en tránsito, a veces abandonadas sin documentación respaldatoria en algunos lugares y comunican a Rentas”.