Por la sequía, en Isla Apando los vecinos se unen para llevar agua desde el río Paraguay a su comunidad

Desde el inicio de la extrema sequía que afecta a todo el territorio provincial, en Isla Apando sus pobladores se unieron para implementar un dispositivo que les permita contar con agua a toda la comunidad, integrada por unas 60 familias, y cuya única conexión con el resto de la provincia es el río Paraguay.

En diálogo con La Mañana, Fredy Manuel Irala, vecino del lugar, explicó la situación en que se encuentran y los trabajos que tuvieron que realizar para asegurar el suministro de agua desde el río Paraguay.

En tal sentido, indicó que “lo que estamos haciendo ahora es bombear desde el río Paraguay al riacho Apando, para poder hacer llegar el agua a la población”.

Contó que con la instalación de una bomba que les fue cedida por el Servicio Provincial de Agua Potable (SPAP), captan el agua desde el río Paraguay y la derivan al cauce del riacho que pasa por el poblado.

Para ello primero tuvieron que hacer trabajos de canalización del riacho para poder cargarlo de agua y así aprovechar al máximo el funcionamiento de la bomba.

Irala destacó la participación de todos los vecinos en esta esforzada tarea, ya que el riacho se encontraba seco y colmatado en algunos tramos y no dejaba llegar el agua a la gente.

Dijo que desde hace unos dos meses que se encuentran en esta situación y explicó que constantemente deben trabajar para bombear el agua desde el río porque “se evapora rápido y queremos que les llegue a todos los vecinos”.

Por otra parte, destacó la ayuda que reciben del Gobierno de la Provincia, que hace unos días les acercó un cargamento con alimentos para ser distribuidos entre la población.

Sin embargo, Irala hizo un pedido a las autoridades provinciales para que puedan contar con agua potable, ya que hasta ahora sólo pueden consumir el agua cruda del río, previo a hacerla hervir y echarle gotas de lavandina.

Comentó que otro problema que tienen es la falta de comunicación terrestre con el resto de la provincia. “Nuestra única salida del pueblo es el río, y para llegar ahí en canoa tenemos que tener cargado con agua el riacho. Desde ahí sí ya podemos trasladarnos en lancha para poder llegar a Clorinda, sobre todo cuando algún vecino tiene problemas de salud o tenemos alguna emergencia”, manifestó.

“Es nuestra única alternativa, nuestra única salida”, insistió Irala, quien remarcó la necesidad de alguna otra vía de comunicación debido a que Isla Apando constantemente vive emergencias. “En un año tuvimos inundación y después sequía; por acá no tenemos término medio”, dijo.