El Cuerpo de Bomberos de la Policía conmemora su 73° aniversario

Desde sus inicios este cuerpo especial se destacó por el desempeño de la noble misión de salvaguardar la vida y bienes de las personas en ocasión de siniestros, incendios, derrumbes y otros estragos, tarea nada fácil que requiere una actitud de alerta permanente, denotando profesionalismo en cada intervención, arriesgando incluso su propia vida.

El Cuerpo de Bomberos de Formosa fue creado el 2 de octubre de 1947; inicialmente fue una División Administrativa de la entonces Policía de los Territorios Nacionales y su primer cuartel se ubicó en la avenida 25 de Mayo al 300. 

Con el correr del tiempo se adquirieron equipos y unidades para combatir el fuego, destacándose entre ellos la primera Autobomba adquirida en el 1.947, marca INTERNACIONAL KB-5Ave- Fénix”, que aún hoy sigue en funcionamiento para exhibirla en actividades culturales y exposiciones.

Luego se trasladó sobre la calle José María Uriburu N° 67, adyacente a la actual Casa de Gobierno, encontrándose actualmente en la calle Senador Rogelio Nieves N° 1254. Este cuerpo especial lleva el nombre del Comisario Inspector Hugo Hernán Molina, depende administrativamente de la Dirección de Cuerpos y Servicios Especiales de la Policía de Formosa.

Actualmente cuenta con 163 efectivos, hombres y mujeres, quienes vienen participando de diferentes cursos de formación y capacitación teórico – práctico, requisito indispensable para integrar esta prestigiosa dependencia. 

El Cuerpo de Bomberos posee varios Destacamentos ubicados en sitios estratégicos de la provincia, entre ellos se encuentran: Destacamento “Gaspar Escobar” del barrio San Miguel, Pirané, El Colorado, Clorinda, Laguna Blanca, General Belgrano, Las Lomitas e Ingeniero Juárez.

El gobierno de la provincia de Formosa viene realizando una importante inversión para la adquisición de recursos logísticos que se traducen en la compra de autobombas, elementos para la extinción de incendios de pastizales, mochilas de agua, pantalón, camisa, calzados especiales, botas, equipo estructural para evitar que las altas temperaturas lesionen a los bomberos o le produzca quemaduras, guantes, equipos de buceo, camioneta para traslado de personas fallecidas, entre otros, que le permite al personal cumplir sus funciones dotados de todos los elementos necesarios para el desempeño de la función.  

Sus integrantes se destacan por la permanente capacitación, y en esta emergencia sanitaria que atraviesa la provincia, también cumplen tareas de cuidado y protección de la ciudadanía formoseña con motivo de la pandemia por el Covid-19.