A seis meses de la cuarentena, se torna incierto el futuro comercial de Nanawa

Ya pasaron más de 180 días de quietud total en la frontera, producto de las medidas sanitarias dispuestas por ambos países con motivo de la pandemia. De acuerdo a referentes del comercio de la vecina orilla, “más del 80% de los comercios del centro tradicional de Nanawa sobre la avenida principal debieron dejar sus alquileres y reubicarse en zonas más próximas a los barrios, dejando desierto ese tradicional espacio de miles de personas que circulaban y compraban normalmente en Puerto Elsa”.

“Al principio, parecía que la medida de cierre de las fronteras sería transitoria, quizás de un mes o algo así al ver que el virus parecía muy lejano a estas latitudes. Pero con el paso de las semanas y meses, lo teníamos a la vuelta de la esquina, y ahora ya está entre nosotros, en nuestros países sudamericanos y en nuestras propias comunidades, por lo que ahora, seis meses después de decretarse la cuarentena, todo sigue muy incierto y una recuperación comercial sería a largo plazo”, refirió con pesar un comerciante de esa orilla.

Por otra parte, aseguró que sus ventas cayeron hasta un 90% comparando lo que se registraba durante “la época de normalidad”.

“A la cuarentena sumamos otro golpe, la fuerte devaluación del peso argentino, que torna prácticamente utópico para los argentinos cruzar y comprar con las ventajas de meses atrás en territorio paraguayo”, opinó.