Un equipo médico formoseño colocó con éxito un marcapasos a un paciente de 81 años con COVID-19

La compleja intervención quirúrgica por las particularidades del paciente se llevó a cabo en el Hospital Interdistrital Evita. A través de una conferencia de prensa, el equipo médico brindó detalles del suceso, destacándose la preparación profesional y la tecnología del sistema público de salud provincial.

Este viernes se llevó a cabo la primera intervención quirúrgica a un paciente con COVID-19 con el fin de colocarle un marcapaso que le facilite mantener su estado de salud estable. Se trata de un hombre de 81 años que permanece internado en el Hospital Interdistrital Evita.

El procedimiento es un hecho histórico en el país y la provincia, no sólo por la complejidad que conlleva la edad del paciente y su diagnóstico positivo a coronavirus, sino también porque se realizó en el mismo hospital donde está internado el paciente, sin necesidad de trasladarlo a otro.

Profesionales del equipo interdisciplinario que llevó a cabo la operación, tanto del Hospital Evita como del Hospital de Alta Complejidad, realizaron una conferencia de prensa para brindar detalles acerca de la misma y su posterior tratamiento.

La conferencia estuvo encabezada por el director del Hospital Evita, Dr. Samuel Gutiérrez, y en representación de los profesionales que participaron de la intervención, estuvieron presentes el cirujano cardiovascular del HAC, Sebastián Nicolás; el coordinador del Servicio de Electrofisiología del HAC, Miguel Ángel Freis; los médicos Liza Wenetz y Matías Paniagua, integrantes del Servicio de Cardiología del Hospital Evita; y la instrumentadora quirúrgica del equipo de cirugía cardiovascular, María Laura Viggiano.

“Nos sentimos muy contentos porque es el primer procedimiento quirúrgico que se lleva a cabo en este hospital y, justamente, fue una urgencia de un paciente internado en el Hospital de Contingencia COVID19”, precisó el director Samuel Gutiérrez.

Y agregó: “Requirió de un procedimiento quirúrgico cardiológico, en este caso, y gracias al equipamiento y la tecnología del hospital nos permitió realizarlo sin mover al paciente a otro centro como podría ser el HAC y así evitar la propagación del virus”.

En ese sentido, el especialista manifestó que “los formoseños tenemos que sentirnos contenidos porque toda la red de salud pública funciona atenta a la pandemia del coronavirus, dando respuestas cada vez más complejas y eso permite que la evolución de los pacientes, cuando requieren de una urgencia, se pueda realizar acá”.

Por su parte, el cirujano cardiovascular Sebastián Nicolás explicó que el paciente tenía un inconveniente en la conducción del corazón, que no latía como debía, y la única solución era la colocación de un marcapaso.

“Se colocan cables a través de la vena principal del cuerpo, se llega a las aurículas y cavidades de ventrículos del corazón y se colocan cables ahí como para que pueda ser marcapaseado. El dispositivo lo ponemos debajo del musculo pectoral”, indicó el especialista.

Y aclaró: “Era un paciente que estaba en emergencia, con riesgo de tener un paro cardiaco que lo conduzca a la muerte. Pudimos sacarlo de esa situación, el procedimiento se llevó a cabo sin grandes complicaciones. Si bien son patologías de alta complejidad donde el riesgo es inminente, tuvimos suerte y nada pasó”.

En ese marco, el profesional aseguró que en veinticuatro horas el hombre “estaría fuera de peligro” respecto a la intervención, pero deberá continuar con su cuarentena correspondiente en lo que compete a la infección del COVID.

En ese orden, el cardiólogo Miguel Angel Freis indicó que los controles postoperatorios se realizan, en principio, cada dos meses; y luego, cada seis. “Lo principal, ahora, es el control de la herida que conjuntamente con el Hospital Evita vamos a coordinar”, señaló.

Diagnóstico precoz

A su turno, el Dr. Matías Paniagua, integrante del Servicio de Cardiología del Hospital Evita, se refirió a la detección precoz del diagnóstico del paciente y reconoció al equipo médico a cargo del mismo.

“Me tocó hacer el diagnostico junto con el equipo de Clínica Médica del hospital. Estamos colaborando con la Dra. Wenetz desde el inicio de la pandemia con el equipo de clínica liderado por la Dra Ana González. Gracias a ello, hicieron un diagnóstico precoz porque están en todos los detalles de los pacientes, luego el seguimiento conjunto con terapia intensiva”, subrayó.

En esa línea, agradeció y felicitó a “todo el equipo médico” por la gestión y estrategia para llevar a cabo este tipo de intervenciones en un hospital de contingencia, con los cuidados necesarios para no propagar el virus del COVID y, “siempre teniendo en cuenta el objetivo global que es sostener el sistema sanitario dentro de la pandemia”.

Del mismo formaron parte enfermeros, kinesiólogos, asistentes sociales, el equipo de terapia intensiva, de clínica médica, los instrumentadores; y al momento de la operación el equipo en quirófano.

“Hoy somos la cara visible nosotros, pero hay un equipo muy grande detrás que sostiene día a día el hospital, que pasan guardias largas. Hoy vivimos un momento de estrés al entrar y salir porque es un protocolo bastante largo y ellos lo viven cada día, por eso quiero destacar el trabajo en equipo y la gestión de la salud pública”, expresó.

Operación histórica

Por último, el Dr. Samuel Gutiérrez, aseveró que “no hay reporte de la colocación de un implante en el medio de esta pandemia”, por tal motivo “Formosa marca el número uno”.

“Para nosotros es el doble. Porque es el primer procedimiento que se realiza en este hospital, con gente nuestra, formada y eso nos llena de orgullo porque nos permite seguir creciendo y resolver los problemas sin mover al paciente”, enfatizó.

Destacó al sistema de salud preparado, con el equipamiento necesario y el personal entrenado para este tipo de atenciones, ya que “contar con estos elementos nos permite solucionar una urgencia en el mismo hospital”.

“Hay que reconocer que esto es el Estado presente en esta situación porque nos permite contar con todos los elementos necesarios para llevar a cabo este procedimiento. Hoy nos permite tener un hospital operativo, funcionando y capaz de resolver los problemas”, concluyó.