El ministro de Agricultura Luis Basterra destacó el “modelo de articulación” con la Provincia

El ministro de Agricultura Luis Basterra resaltó “la agilidad con la que operó el Gobierno provincial” para decretar el estado de emergencia agropecuaria, valorando “el modelo de articulación” con Formosa.

En declaraciones realizadas a AGENFOR, el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Eugenio Basterra, destacó “la agilidad con la que operó el Gobierno provincial” a través del Decreto Nº 183 del gobernador Gildo Insfrán que declaró el estado de emergencia agropecuaria para las actividades ganaderas, agrícolas –cultivos de maíz y cucurbitáceas de segunda siembra- y apícola de los establecimientos ubicados en los Departamentos de Ramón Lista, Matacos, Bermejo, Patiño, Pirané, Laishí, Formosa, Pilagás y Pilcomayo.

Este miércoles, la Comisión Nacional de Emergencias y Desastre Agropecuario (Cneyda) acordó declarar la emergencia agropecuaria en Santa Cruz, Córdoba y Formosa, ante los eventos climáticos e incendios que se registraron en esas provincias, elevando al Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca la recomendación para establecer el estado de emergencia y/o desastre agropecuario, según corresponda, en cumplimiento de la Ley Nº 26.509.

“Nuestro Gobernador es una persona que está permanentemente atenta a las cosas que van ocurriendo en el territorio, y a medida que fue progresando esta adversidad climática fue instruyendo a su equipo para que vayan evaluando la posibilidad de declarar la emergencia agropecuaria”, afirmó el funcionario nacional.
Remarcó que desde la Nación “estuvimos acompañando todo este proceso para que, en el momento en que estuvieran dadas las condiciones, se pudiera disparar este mecanismo que contribuye a paliar los efectos nocivos de una situación que genera muy bajas precipitaciones y que se complementa con la naturaleza de nuestro ambiente, que es muy susceptible a que se generen focos ígneos”.
En ese sentido, apuntó que “no sólo se genera falta de agua que hace muy compleja la actividad ganadera en términos de aprovisionamiento del vital líquido para beber, sino que también ocasiona en nuestros campos, pastizales y bosques una susceptibilidad al fuego muy alta y, consecuentemente, este fenómeno se ve amplificado”.
Evaluó que “nos ha resultado muy auspicioso el modelo de articulación que hemos tenido con la Provincia, desde el Ministerio de la Producción y Ambiente de Formosa, que se vinculó con las dependencias nacionales responsables de evaluar y fiscalizar la ocurrencia de un fenómeno que pueda ser incluido dentro de la categoría de emergencia o desastre agropecuario, lo cual posibilitó que en un trámite verdaderamente muy rápido logremos homologar la declaración de emergencia que hizo el gobernador Insfrán”.

Mecanismos

A partir de allí, precisó que “se empiezan a disparar los mecanismos que ayudan al sector a atenuar los efectos de este fenómeno”, puesto que se habilita que la Provincia presente los planes que demandarán recursos y también la aplicación de las normativas relacionadas a aspectos impositivos y de relación con el sistema financiero para contemplar la situación que atraviesan varias de las actividades agropecuarias de Formosa.

En este contexto, el ministro Basterra aseguró que “hoy estamos dando una dinámica que no hubo nunca”, y señaló que “el viernes pasado el gobernador Insfrán declaró la emergencia y este martes ya se la estaba aprobando y probablemente la semana que viene se puedan girar fondos para acompañar a la actividad”.

“En un ambiente como el nuestro, del subtrópico, llegar a resolver un problema como la sequía es más costoso que trabajar para prevenir los efectos de la misma”, explicó el funcionario nacional y advirtió que “en Formosa las secas y las inundaciones son cíclicas, por lo tanto van a ser mucho más efectivos los fondos que se apliquen a partir del año próximo para prevenir los efectos de la seca, como por ejemplo generar represas, canales, contribuir a la reserva de forrajes e incluso el manejo del agua”.

Para finalizar, anticipó: “Estamos utilizando los instrumentos que tenemos de manera altamente eficiente, tratando de utilizar criterios que se vienen usando a lo largo del tiempo y, también, modificándolos para que puedan ser de mayor utilidad para nuestros productores ganaderos y agrícolas”.