Clorinda: amplio despliegue de efectivos de la Policía Montada desalienta el flujo ilegal de personas por la frontera

Los casi 30 kilómetros de frontera entre Clorinda y localidades vecinas de la República del Paraguay se encuentran literalmente “blindadas” después de la fuerte presencia de la Policía de Formosa, para fortalecer el accionar de Gendarmería en la custodia, especialmente, sobre los habituales pasos clandestinos.

Efectivos de la Policía Montada, además de elementos del Destacamento de Desplazamiento Rápido (DDR) comisionados para la emergencia sanitaria por el COVID-19 en Clorinda, realizan patrullajes permanentes que lograron desalentar la pretensión de personas de cruzar de manera irregular para realizar alguna actividad en territorio argentino, transgrediendo el DNU que dispone el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, y el cierre total de las fronteras.

Desde el refuerzo en la zona limítrofe con Paraguay, ya no se supo de casos de ciudadanos sorprendidos por cruzar de manera clandestina, hecho que fue destacado por los vecinos que moran en zonas ribereñas, quienes de manera permanente denunciaban a través de redes sociales el movimiento de personas por pasos no habilitados para llegar de manera ilegal, especialmente a los bancos de la ciudad de Clorinda, con la pretensión de percibir algún beneficio social.