Los nueve pacientes internados con COVID-19 se encuentran en buen estado de salud

El subsecretario de Coordinación del Ministerio de Desarrollo Humano, Dr. Edgar Abel Crocci, a cargo de la cartera sanitaria provincial, informó que los nueve pacientes internados en el Hospital de Contingencia COVID-19 –que funciona en el Interdistrital Evita- se encuentran en buen estado de salud; no obstante, apeló a la responsabilidad de toda la sociedad formoseña para evitar que exista circulación viral comunitaria, tras los seis casos diagnosticados positivos en Clorinda y que llevaron al bloqueo preventivo en esa ciudad y la grave situación sanitaria que se vive en la región.

Durante la conferencia de prensa de este martes del Consejo de Atención Integral de la Emergencia COVID-19, el funcionario provincial brindó precisiones sobre el estado de salud de los pacientes internados, seis mujeres y tres hombres, de los cuales siete presentan síntomas leves.

“Estos síntomas leves consisten en congestión nasal y cefalea; dos pacientes con falta de sensación de gusto y olfato, y uno que tuvo un episodio aislado de fiebre. El estado general es bueno”, precisó el médico a cargo actualmente del MDH si bien admitió que la preocupación mayor la constituye un paciente de 64 años, con antecedentes de tabaquismo y Enfermedad  Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), que se encuentra estable”.

Aseguró que el sistema sanitario está preparado ante cualquier eventualidad que pudiera presentarse, contando además con plasma de pacientes recuperados, en caso de ser necesario para el hombre de 64 años, sin necesidad de recurrir a otra Provincia, a partir de la decisión del gobernador Gildo Insfrán de fomentar la donación y el tratamiento con plasma.

El doctor Edgar Crocci aseguró que la situación está controlada pero no dejó de advertir que esta enfermedad puede evolucionar rápidamente a un cuadro grave. “No nos olvidemos de eso. Gracias a Dios hasta ahora tenemos cuadros clínicos leves y controlables”, consignó.

“Cuidémonos. Porque al cuidarnos nosotros, estamos cuidando a nuestras familias y al cuidar las familias, estamos cuidando a toda la comunidad. Seamos responsables”, exhortó el médico y subrayó que todavía hay gente que no entiende la gravedad de la pandemia o no la quiere entender.

Sobre la situación puntual en Clorinda, manifestó que era esperable a partir de la grave situación que se da en Paraguay y las particularidades de la zona de frontera, por lo que el Consejo de Atención Integral de la Emergencia envió al médico epidemiólogo Mario Romero Bruno y al médico infectólogo Julián Bibolini como así a equipos de la UPAC para trabajar en el terreno.

En tal sentido, señaló que “los profesionales de la UPAC están buscando casos, tratando de anticiparnos para que si hay más casos positivos, sean los menos y que podamos evitar una circulación vital comunitaria”.