Basterra destacó lanzamiento de satélite argentino y elogió a Formosa en la lucha contra COVID-19

“El presidente de la Nación, Alberto Fernández, está demostrando que está liderando un proyecto que enfrenta las adversidades, las asume y las va resolviendo”, marcó

El ingeniero Luis Basterra, ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, resaltó el exitoso lanzamiento y puesta en órbita del satélite nacional Saocom 1B, desarrollado por científicos y científicas del país, que brindará datos clave para la producción agropecuaria y la gestión de emergencias. Además, en la lucha contra la pandemia, subrayó que “el mejor ejemplo es Formosa, donde se toman decisiones que son consistentes con la preservación de la vida por ante cualquier cosa”.

En declaraciones exclusivas a AGENFOR, el funcionario nacional habló sobre el satélite argentino Saocom 1B, que tuvo un lanzamiento exitoso y a las 20.33 de este domingo ya estaba en su órbita. Lo hizo a bordo de un cohete Falcon 9 de la compañía Space X que despegó desde la base de Cabo Cañaveral, Florida, Estados Unidos.

“Es un tremendo logro de la ciencia argentina, del sistema científico-tecnológico, donde articulando el Conicet, el INVAP, la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE), el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) –con un rol protagónico particularmente en este satélite-, entre otros, nos pone a la vanguardia mundial en cuanto a sistemas de teledetección de apoyo para la producción agropecuaria”, acentuó el ministro del gabinete nacional.

En efecto, el proyecto de los Saocom fue pensado a partir de requerimientos hechos por el INTA y el Instituto Nacional del Agua (INA) para atender necesidades de los sectores productivos y la gestión de emergencias naturales y catástrofes. A su vez, servirá a otros Ministerios porque, a través de sus imágenes será capaz de detectar buques extranjeros que pescan de manera ilegal en la plataforma continental argentina.

“Es un orgullo”, significó el ministro Basterra, aclarando que “esto no es chauvinismo, ni un gol en un partido de fútbol. Pero tenemos este orgullo de decir que somos de los escasísimos países, menos de una decena, que pueden poner satélites a circunvalar el mundo y en particular éste, con un sentido estratégico para la producción agropecuaria y también para el análisis de los riesgos ambientales”.

Hizo notar que “es un proyecto que no se hace de un día para el otro. Esto fue disparado hace 18 años atrás y viene siendo sostenido por los Gobiernos populares y desestimado por las gestiones no populares”, recordando que el expresidente Mauricio Macri “hablaba de que lanzábamos lavarropas al espacio, en una forma de menosprecio por la soberanía y el orgullo de sentirnos parte de la humanidad en términos de vanguardia en procesos de desarrollo tecnológico”.

En esa línea, refirió que aún en la pandemia “sostenemos los proyectos que les propusimos a los argentinos y los revitalizamos”, recalcando que a través de la Misión Saocom “se podrá tener un sistema de prevención de desastres naturales como incendios, análisis de riesgos y enfermedades, alertas tempranas en términos de inundación, detección de áreas muy secas, cuestiones sobre los cultivos, decisiones de siembras, entre otros”.

Tras ponderar que este acontecimiento será “un hito en la historia”, calificó como “muy alentador” poder contar con esta tecnología, por cuanto “con el cambio climático, en la medición de los cultivos se van perdiendo los parámetros para predecir o suponer cuándo podrían ocurrir determinados eventos, de manera que se pueda generar un sistema que posibilite la cobertura de ese riesgo”.

En la agricultura y la ganadería, “si se tiene información se pueden generar sistemas para que operen estas coberturas de riesgos, dando más seguridad a los productores en su compromiso patrimonial y de trabajo cada vez que desea ingresar a una campaña agrícola o sostener una producción ganadera”.

Federal

Categórico, Basterra sostuvo que este proyecto “es absolutamente federal y va desde el norte, con sus características propias de su trópico, donde se producen excesos o faltas de agua, con lo cual más importancia toma aún el hecho de poder prepararnos para una seca o un exceso de agua”.

También el satélite sirve para poder detectar el movimiento de barcos en el mar, agregó. “Normalmente se habla del mar como si fuera un problema de las provincias costeras, pero es de todos los argentinos –esclareció-. Cada provincia posee una injerencia de una decena de kilómetros sobre los cuales tiene jurisdicción, pero a partir de allí es de todos los argentinos, por lo que contar con un sistema acorde para poder medir y evaluar el movimiento de quienes pescan en nuestras aguas, verificando que todo se cumpla de manera correcta, bajo las normas previstas y registros, es preservar el patrimonio argentino”.

De esta manera, dijo, “se aporta asimismo a los objetivos del desarrollo sostenible que nos propuso Naciones Unidas respecto a las cuestiones del clima, ya que se medirán las temperaturas, la salinidad del agua, etcétera, datos que son requeridos por los modelos de análisis de impacto sobre el cambio climático”.

Respecto de la pesca furtiva, expresó que “desde que un Gobierno popular recuperó la conducción del Poder Ejecutivo se están haciendo ingentes esfuerzos para terminar con ella”, contrastando que durante la gestión macrista “se hicieron sólo dos capturas de buques, mientras que desde que asumimos ya se llevan cuatro, habiéndose detenido, efectuado multas e incautado las cargas”.

Mencionó a su vez que “estamos presentando un proyecto de ley para incrementar las multas sobre quienes invaden nuestro territorio con fines de pesca furtiva y este satélite será un instrumento central para acompañar ese control que además se está llevando adelante con la modernización de la flota tanto de Prefectura como de la Armada y el Instituto de Desarrollo de Investigaciones Pesqueras, que depende de nuestro Ministerio, sumando el segundo buque más moderno en el mundo que hay para este tipo de investigaciones”.

“Se trata de un país que está poniendo el eje en aspectos estratégicos: estamos siendo soberanos en el espacio, en el mar y obviamente en nuestro territorio, con lo que ha sido la negociación de la deuda externa”, aseguró.

Alberto y Gildo

Asimismo, el ministro hizo notar que “aún en un escenario tan difícil por la pandemia, creo que hay motivos para pensar con esperanza un futuro de la Argentina para los argentinos, en interacción con todo el mundo, volviendo a estar insertos, pero no desplazados como ocurrió en estos últimos cuatro años, donde nos endeudaron y nos dejaron afuera de toda posibilidad de articulación financiera”.

“Este es un país en serio, que está transitando con consensos y acuerdos, en escenarios realmente muy difíciles, donde no nos vamos a amilanar –marcó-. Nuestro gobernador Gildo Insfrán nos ha dicho siempre que con la adversidad no se pacta, nos vence o la vencemos. Y lo que está demostrando el presidente Alberto Fernández es que está liderando un proyecto que enfrenta las adversidades, las asume y las va resolviendo”.

Enfatizó que “nos tocó la pandemia que nos dejó Macri: un endeudamiento brutal con una recesión económica y en ese estado tuvimos que enfrentar una pandemia sanitaria inédita en los últimos cien años”, recalcando que “lo estamos haciendo con mucha responsabilidad y el mejor ejemplo es Formosa, donde se toman decisiones que son consistentes con la preservación de la vida por ante cualquier cosa”.

“Todo está en nuestras manos. En Argentina, sólo los argentinos podremos definir cuál es el rumbo a seguir. Si seguimos con este nivel de compromiso, el futuro que se nos presenta es de muchas oportunidades y posibilidades que van a superar estas restricciones que ha tenido el país cuando han gobernado quienes no creían en las posibilidades y las capacidad que tenemos”, sentenció.

Argentina de pie

Para finalizar, en contacto con AGENFOR, el ingeniero Basterra reflexionó diciendo que “hay gente que capaz que nunca la convencemos, pero hay mucha otra que no está sujeta a esos dogmas que los llevan a tener un rechazo manifiesto sobre los Gobiernos populares. Ésa es la mayor parte de los argentinos, que ve se está trabajando para el conjunto y no para una facción; ya dejaron de gobernar los gerentes y los CEO a los que sólo les interesaban los intereses de sus empresas”.

El pueblo argentino “ve que está gobernando, con aciertos y errores, un proyecto político que apunta al bienestar general y empieza a sumarse. Y cuando se producen estos resultados se demuestra que estamos en esa línea. Entendemos que el sector de la producción agropecuaria tiene un rol fundamental en poner a la Argentina de pie y eso es acompañado por el Estado”.

Resaltó que “la confianza en las reglas claras que hemos puesto no falta. Falta un poco de lluvia, está claro. Pero la intención de siembra récord que había que no se va a terminar de cumplir por falta de agua, no por decisión”.

Ello “es producto de que la gente empieza a entender que acá no hay ninguna animosidad contra ningún sector, sino por el contrario, la voluntad es que cada uno pueda trabajar, desplegar sus energías productivas y que ojalá les vaya muy bien porque es lo que la Argentina necesita: a cada uno de los argentinos y a los empresarios les vaya bien, ya que eso significa que van a poder generar trabajo y distribuir riqueza; ése es el objetivo central de nuestro Gobierno Nacional”, finalizó.