Preocupación en Clorinda por la presencia de abundante humo de quemazones en el ambiente

La segunda ciudad de la provincia viene soportando el efecto colateral de los incendios de campos de sus alrededores, que se refleja en una presencia notoria de abundante humo en el aire.

Sus efectos son más dañinos en algunas personas que en otras, como aquellas que tienen enfermedades respiratorias.

El humo está hecho de una compleja mezcla de gases y partículas finas que se producen cuando se queman la leña y otros materiales orgánicos.

La mayor amenaza para la salud proviene de las partículas finas. Estas partículas microscópicas pueden penetrar profundo en los pulmones.

Pueden provocar una serie de problemas de salud, desde irritación en los ojos y goteo nasal, hasta enfermedades cardíacas y pulmonares crónicas.

La prolongada sequía que soporta le región, más los días helados recientes, han convertido a miles de hectáreas de campos y de pastizales próximos en material altamente incinerable, a lo que sumada la irresponsabilidad de algunas personas, terminan generando quemazones que se sabe cómo y dónde comienzan pero cuyo desenlace normalmente se tornan impredecibles.